Espacio

Descubren que las estrellas táuridas son provocadas por la ruptura de un único y joven cometa de solo 20.000 años

Científicos de una universidad colombiana realizaron estudio para comprender más del origen sobre este fenómeno que ocurre a principios de noviembre.

El final del mes de octubre en el hemisferio sur de la Tierra y el inicio de noviembre en la parte norte, llegan marcados por la aparición de las estrellas táuridas. Esta es una lluvia de meteoritos vista por primera vez hace siglos, pero que se estudia a profundidad desde hace cuatro décadas aproximadamente.

A pesar de que las rocas están contabilizadas en los libros científicos, no se conocía mucho sobre su origen. Es decir, saben que la región del sistema solar en donde se posan es la propia corriente Taurid, razón del nombre del fenómeno espacial. Pero no sabían el número exacto de rocas y el cuerpo rocoso del cuál se desprendieron.

Sin embargo, un reciente estudio de un par de científicos de la Universidad de Antioquia, en Medellín (Colombia), rastrean que el grupo proviene de una sola roca gigantesca que tiene unos 20.000 de antigüedad. Además, en su estudio, detallan algunas consecuencias que este desprendimiento pudo causar o causará en el planeta en un futuro.

En primer lugar, ahora se conoce, según el estudio, que las estrellas táuridas están compuestas por un enjambre de 88 rocas en dónde está presente el cometa Encke. Sobre este último, debido a su medición (más de 1 kilómetro y medio), decían que no podía desprenderse de una roca, al igual que el resto de sus acompañantes en la lluvia de meteoritos.

Sin embargo, el trabajo que realizaron los expertos colombianos Ignacio Ferrín y Vincenzo Orofino, dice todo lo contrario. Según reseña Daily Mail, el estudio de los científicos de la institución antioqueña consta de la revisión de docenas de artículos escritos desde 1980, primer registro astronómico estudiado del fenómeno. Además, los colombiano midieron la luz espacial que se refleja en las rocas más grandes de la lluvia.

Una bola gigante de hielo

La roca de la que se desprende esta lluvia de 88 meteoritos, es descrita como una bola gigante de hielo que mide unos 100 kilómetros de ancho. Además, el movimiento y trayectoria de las rocas es hasta ahora diferente en cada una e impredecible en muchos de los casos.

Por lo tanto, explican que esto podría representar una amenaza para la Tierra. Incluso, dicen que el meteorito de Cheliábinsk, que cayó en Rusia durante la jornada del 15 de febrero del 2013, se desprendió de esta bola gigante de hielo. Otra roca que cayó en una región cercana, pero en 1908, también es relacionada a este cometa gigante.

Trabajos previos al de los colombianos se atrevieron a relacionar los impactos de las táuridas con la muerte de culturas prehistóricas y el enfriamiento del clima global durante un período glacial, conocido como Younger Dryas.


Tags

Lo Último

Te recomendamos