Entretenimiento

Dragon Ball Z revela todos los secretos de las misteriosas Semillas del Ermitaño, incluyendo su extraño sabor

¿Qué sería de los Guerreros Z sin las semillas del ermitaño? ¿Por qué siempre hay tan pocas?

Las Semillas del Ermitaño son de los productos más esenciales para los Guerreros Z durante una batalla. Este pequeño alimento verde de Dragon Ball es capaz de reponer toda la energía y de curar los golpes en cuestión de segundos.

No cura enfermedades, pero sí te recupera de una fractura en la pierna, por poner un ejemplo. Sin embargo, hay un montón de secretos alrededor de ellas como su sabor, de dónde vienen o por qué nunca hay suficientes para todos.

Krilin Dragon Ball

¿De dónde vienen las Semillas del Ermitaño?

Las también conocidas como Senzu fueron creadas por el maestro Karin. El mismo sensei que tiene forma de gato las cultiva en su templo.

En el anime, las Semillas del Ermitaño se muestran creciendo en una planta gigante ubicada en la Torre Sagrada de Karin. Pero en el manga, no se muestra cómo crecen.

Solo pueden ser recolectadas por personas de gran pureza de corazón y espíritu. Karin solo las entrega a aquellos que han demostrado ser dignos de ellas.

Entre sus características más destaca está que son pequeñas semillas de color verde brillante. La guía de Dragon Ball Z revela que tienen un sabor amargo. Pueden restaurar la salud y el ki de forma instantánea. Y además pueden eliminar la fatiga y el hambre.

Las Semillas del Ermitaño han sido utilizadas por los personajes de Dragon Ball en numerosas ocasiones para recuperarse de sus heridas y continuar luchando. Son un elemento esencial para la supervivencia de los personajes en las batallas más difíciles.

Las Semillas del Ermitaño son una referencia a las “semillas mágicas” que aparecen en la mitología china.

Tags

Lo Último


Te recomendamos