Entretenimiento

Este es el avión con alas ridículamente largas que está creando la NASA para salvar la aviación comercial

Igual podrían ser más grandes.

TTBW

La NASA y Boeing han unido fuerzas para desarrollar un avión de demostración a escala real con el objetivo de reducir las emisiones y mejorar la eficiencia en la aviación.

Esta iniciativa se enmarca en los esfuerzos del sector aeroespacial para abordar su huella medioambiental. La inversión total en el proyecto asciende a 1,150 millones de dólares, con la NASA aportando 425 millones y Boeing y sus socios contribuyendo con 725 millones a lo largo de siete años.

El enfoque se centra en el diseño de aviones de fuselaje estrecho, también conocidos como “de pasillo único”, que representan casi la mitad de las emisiones de la aviación debido a su uso intensivo.

La tecnología propuesta, llamada Transonic Truss-Braced Wing (TTBW), destaca por sus alas delgadas, largas y arriostradas, con puntales diagonales para estabilizarlas. Este diseño reduce la resistencia al aire y el consumo de combustible en comparación con las alas tradicionales, estimándose una reducción del 8 al 10% en el consumo.

Boeing liderará el desarrollo y las pruebas de vuelo del avión TTBW. Se espera que, combinado con avances en sistemas de propulsión, materiales y arquitectura de sistemas, este tipo de avión pueda reducir hasta un 30% el consumo de combustible y las emisiones en comparación con los aviones de pasillo único más eficientes.

Las pruebas del proyecto están programadas para completarse a finales de la década, con el objetivo de apoyar el desarrollo de la próxima generación de aviones regionales para 2030.

Esta iniciativa se suma a otras estrategias en la industria aeroespacial para abordar la sostenibilidad, como la exploración de aviones eléctricos, el uso de hidrógeno, recubrimientos especiales inspirados en la piel de los tiburones y la investigación de combustibles aéreos sostenibles.

La colaboración entre la NASA y Boeing representa un paso significativo hacia la reducción de la huella medioambiental de la aviación y el logro de objetivos de cero emisiones netas de carbono para 2050.

Tags

Lo Último


Te recomendamos