Entretenimiento

Top Gun: Maverick nominada a los Premios Óscar: el maravilloso regreso de los aviones de combate merece la estatuilla

La película se resume en una palabra: “magistral”. Con un elenco de lujo, el director Joseph Kosinski nos entregó la mejor segunda parte que podríamos haber imaginado para esta historia.

El gran riesgo de hacer una segunda parte después de varias décadas es el encantar a nuevas generaciones con la historia, y al mismo tiempo, conectar y darle continuidad a la historia anterior. El director de “Top Gun: Maveric”, Joseph Kosinski lo logró de manera magistral. La película atrae desde el minuto uno, presentándonos nuevamente al teniente Pete Mitchell, alias “Maverick” (Tom Cruise) después de más de 30 años.

Las primeras escenas nos recuerdan a “Top Gun”, la música tan recordada de Kenny Logins (con el tema “Danger Zone”) se hace presente y en ese instante tu cerebro hace un “click” hacia la nostalgia. Personalmente, “Top Gun” era una película que muchos treintones de hoy vieron en la televisión abierta de niños sin prestarle mayor atención, pero bastó tan sólo esa canción para trasladarlos a su niñez y decir “Ok, esto está llamando mi atención”. Lentes de aviador, moto y estilo estaban una vez más sobre Tom Cruise, pero en una versión mejorada.

El actor está tocando la cima del éxito con la nueva versión de Top Gun

Continuar una historia con estilo

Claramente todo lo relacionado con las tomas, tecnología utilizada y efectos es digno de esta época, pero con ese toque de nostalgia innegable. La historia te engancha desde un comienzo, aunque no recuerdes mucho de la “Top Gun” original y aunque no hayas incluso visto la película. Pero la música te traslada a una época gloriosa y te conecta. Una vez presetado nuestro personaje principal, poco a poco vamos entendiendo que pasó con él en estos años.

Lo vemos realizando pruebas de un avión ultrasónico, rompiendo récords. Debe llevarlo a Match 9, pero para evitar que cancelen el programa en el que trabaja, supera incluso con creces esa meta. Eso nos recuerda que “Maverick” es rebelde, y que pese a los años, lo sigue siendo. La figura de Tom “Iceman” Kazansky, se hace presente. “Ice”, a diferencia de Pete, si avanzó en su carrera militar, teniendo ahora un alto cargo y de cierta manera, velando por su amigo y antiguo némesis.

La historia nos da un reencuentro emocionante entre ambos personajes. Y para gusto de muchos: “Ice” está nuevamente bajo la actuación de Val Kilmer. Pese a su delicado estado de salud, que lo llevó incluso a perder la capacidad de habla por un cáncer, el actor logra una participación magistral gracias a la tecnología e inteligencia artificial.

Si eso no logra llevarte al margen de la emocionalidad, varios otros detalles lo harán. La película juega mucho con recursos de la primera película, insertando incluso escenas de “Top Gun” como recuerdos, para darle más contexto a la historia actual. Algo que sin duda es de utilidad para “los nuevos fans”, aquellas personas que no vieron la primera o que, como en mi caso, eran muy pequeñas para apreciarla.

El regreso de Tom Cruise a Top Gun fue un rotundo éxito

Goose: una pieza clave

“Top Gun: Maveric” conecta la historia con el amigo y wingman de Maveruc, Nick “Goose” Bradshaw. Quien recordemos fallece en un accidente en la primera película, del que Maveric se siente muy culpable. Aquí algo a destacar: el casting fue de lujo.

Veremos a Miles Teller tomar el papel de Bradley “Rooster” Bradshaw, precisamente el hijo de Nick. Si viste la primera película verás que ambos actores que interpretaron a “padre e hijo” se parecen bastante. Y de hecho, si te fijas, hay una herencia en los nombres clave: “Goose” es ganso en inglés y “Rooster”, gallo.

En “Top Gun” hay escenas donde se veía al hijo de “Goose” compartiendo con “Maverick” siendo muy pequeño. El guión logra conectar muy bien esos momentos con la historia, haciéndote parte de ella. Y hablando de emociones, la historia nos trajo a un personaje romántico que fue casi una leyenda en la primera. Al parecer, en el camino de estos 30 años, Pete Mitchell terminó su relación con Charlotte «Charlie» Blackwood (Kelly McGillis). ¿Pero recuerdas que le recordaban constantemente que salió con la hija de un ex almirante?

Pues será ella que, tras aún más de 30 décadas, volverá a estar en el corazón del teniente Mitchell. Penny Benjamin (Jennifer Connelly) se presenta como una madre soltera propietaria de un bar. Como señalábamos, su nombre se menciona en la película original. ¿Qué relación ha tenido con “Maverick”? Al parecer una bastante cercana, porque la hija de Penny, adolescente, conoce al teniente y de hecho le advierte que “no le vuelva a quebrar el corazón”.

Aviones: ¡Qué piruetas!

Los aviones. Protagonistas de “Top Gun” se hacen presentes con tecnologías más modernas: pero también tendrán cabida las tecnologías de los 80′s en esta rama de la aviación. Pete Mitchell llega literalmente a dar clase a las nuevas generaciones luciendo su gran talento y con el respeto de los altos mandos por su experiencia, no sin, por supuesto, poner su paciencia a prueba por su constante rebeldía siempre presente.

Las tomas cinematográficas de los giros de los aviones y avanzadas piruetas enamoran a toda la audiencia. Este es sin duda un regreso increíble por el que valió la pena llenar las salas de cine. Es una película que une generaciones, conecta con su predecesora de forma magistral y enciende nuestras emociones con todo.

¿Cómo le irá en los Premios Óscar? Creemos que excelente.

Tags

Lo Último


Te recomendamos