Entretenimiento

Review: Pinocho de Guillermo del Toro es un clásico instantáneo que supera a Disney [FW Opinión]

SIN SPOILERS: Vimos Pinocho de Guillermo del Toro en la sala de cine con su nombre en la Cineteca FICG de Guadalajara. Esta fue la experiencia.

pinocho

Visitar la sala Guillermo del Toro en al Cineteca FICG de Guadalajara es una experiencia única. Cada detalle de esa ala del edificio luce como tributo permanente al legado del director y en en esta ocasión el lugar se vistió de mayor gala aún para el estreno de la nueva cinta de este cineasta tapatío: Pinocho.

Se trata de una producción posible gracias a la plataforma de streaming de Netflix. Por lo tanto la expectativa real era que, como ha sucedido en años previos, la cinta se estrenara de manera muy limitada con muy pocas salas y sólo unos días antes de su estreno en el servicio.

Como ya vimos con Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades, la plataforma por fin ha cambiado esa rancia política para abrirse a estrenos más amplios.

Aunque, por desgracia, al menos en el caso de México, la situación ha sido un tanto turbulenta, como el propio del Toro lo ha dado a conocer, luego de que la cadena Cinemex al parecer se negara en el último segundo posible a estrenar la cinta en sus salas comerciales.

Con ello se han reducido drásticamente las posibilidades de ver la cinta en el país natal del director. Sin embargo tuvimos la fortuna y oportunidad de acudir a la primera función de estreno en la sala montada en honor a este importante cineasta.

Sin ahondar es spoilers explícitos, estas son nuestras impresiones.

Guillermo del Toro supera al clásico animado de Disney con su versión de Pinocho

Pinocho es un proyecto que le ha tomado casi media vida materializar a Guillermo del Toro, una cinta que una y otra vez entró en distintas fases de preproducción sin poder despegar nunca.

El triste ciclo se repitió por años hasta que Netflix finalmente se involucró otorgando toda la libertad creativa que ameritaba la visión original de Guillermo del Toro.

Sin embargo, lo cierto para el público general es que muchos se preguntaban si sería necesaria o no ver OTRA versión más de Pinocho.

El cineasta mexicano compartió detalles técnicos y de cómo presentará al personaje dentro de la cinta animada.

Todo luego de que Roberto Benigni hiciera su propia controvertida versión hace años, seguido de otra adaptación donde también participó, más la versión live-action de Disney estrenada recientemente en Disney Plus y dirigida por el mismísimo Robert Zemeckis.

Pero la victoriosa respuesta es que sí. Esta versión, bajo la visión e imaginación de Guillermo del Toro no sólo era necesaria, sino que apunta a convertirse en un clásico moderno que podría convertirse en un punto de referencia tan entrañable y fuerte como la cinta animada de 1940.

Estamos, tal vez, ante la mejor cina animada por stop-motion en lo que va del siglo XXI, la cantidad de méritos técnicos es enorme. Pero en realidad ante el panorama completo ese es un atributo que se antoja menor ante otros logros aún más considerables.

Imagen: Netflix.

El ritmo de la cinta es impecable, el desarrollo de personajes es impresionante, el libreto es tal vez el más sólido y redondo que haya logrado el director y encima cuenta con una ambivalencia irresistible.

En donde un niño o menor de edad puede ver esta cinta encontrando un tono un tanto torcido y lúgubre sin llegar a ser perturbador o material directo de pesadillas.

Pero a la par hay violencia, perfectamente disimulada y situaciones extremas de gran tensión que conectan inmediatamente con el público adulto.

Al final Pinocho es pues una montaña rusa de emociones. En donde la música de Alexandre Desplat es preciosa, logrando una de las mejores bandas sonoras de su género que hayamos escuchado en años.

Ewan Mcgregor logra un “Pepe Grillo” muy distinto al que conocíamos, pero con un tono perfecto que enriquece la trama y vuela la cabeza de toda la audiencia.

El trabajo en el departamento de animación es simplemente brutal y la pantalla de TV de una casa le queda demasiado chica a la experiencia que brinda ver ese trabajo minucioso en una sala de cine.

Los cambios en al adaptación, desarrollando la trama ahora en la Italia de los 30 y 40 es brillante, particularmente con los giros de último minuto que la distancian absolutamente de la versión de Disney.

Encima su final es simplemente entrañable y emotivo. Pinocho de Guillermo del Toro no sólo es un clásico instantáneo. Es un contendiente directo para el Premio Óscar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos