Entretenimiento

Review | The Sandman: Netflix no arruina una adaptación imposible pero los fans tal vez no la amarán [FW Opinión]

SIN SPOILERS: Luego de años de desarrollo The Sandman se estrena finalmente como serie exclusiva para Netflix. Con momentos brillantes y otros no tanto.

La serie The Sandman fue creada por Neil Gaiman

Todos lo recordamos con cierto nivel de desagrado y trauma. Netflix tuvo uno de los momentos más oscuros y criticados de su irregular trayectoria con el estreno de su versión de Death Note. Así que cuando en 2019 supimos que estrenarían The Sandman muchos reaccionamos mal.

El temor de que volvieran a dinamitar una historia genial y sólida a favor de extender la historia según el número de tiempo que les exige el algoritmo con ciertas cuotas de diversidad y guiños para simpatizar a las audiencias occidentales contemporáneas se volvió un factor de cuidado en la plataforma.

Lo vimos con Death Note, lo vimos con la primera temporada de Saint Seiya, y con un largo etcétera que ha dinamitado hasta cierto grado la reputación de Netflix cuando se involucra en esta clase de proyectos de adaptación.

Así que cuando la serie se estrenó por fin en Netflix nuestras expectativas no eran las mejores. Pero resulta que la experiencia ha sido un tanto distinta a lo que esperábamos. Para bien y para mal.

The Sandman lo hace bien aunque traiciona parte esencial del material original

Los primeros 10 episodios que conforman la temporada (tal vez) inicial de The Sandman se encuentran ya disponibles en Netflix y el mero hecho de su existencia representa motivo de celebración.

El proceso para adaptar esta propiedad ha sido largo y complicado, ya que se extendió a lo lago de bastantes años, en donde los equipos de producción, actores, productores y directores y desfilaron sin poder trasladar la novela gráfica de culto.

Neil Gaiman siempre ha sido un sujeto flexible y permisivo cuando su obra es llevada a otros formatos, sea como película, cómic (con sus obras literarias), serie de TV o largometraje animado, pero con The Sandman la labor lucía casi imposible.

Si han tenido oportunidad de leer la obra original en la que se basa esta producción sabrán que estamos ante una de las historias más hipnotizantes que se hayan publicado en las últimas décadas en la industria del cómic.

Las novelas gráficas de The Sandman simplemente constituyen un antes y un después en muchos sentidos, por la solidez de su historia, las capas de su narrativa y el arte de sus viñetas donde cada página de cualquier tomo bien podría enmarcarse.

De modo que lo primero que notamos y que se mantiene a lo largo de todos los episodios es que la adaptación de Netflix carece de muchos detalles de sus estética visual original.

Em ‘The Sandman’, Dream enfrenta vários de inimigos, desde o Corinthian devorador de olhos até seus irmãos Despair e Desire. Depois, há Lúcifer, interpretado por Gwendoline Christie, que se divertiu muito enfrentando o protagonista.

Esta debería ser una serie muy adulta en términos de escena violentas, material explícito y crudeza en el montaje, con un permanente toque onírico.

Pero Netflix ha optado por atenuado todo para atraer a una audiencia más amplia y más joven. De modo que muchas escenas en The Sandman parecen más propias de una temporada genérica de Once Upon a Time.

La novela gráfica tiene viñetas crudas, sin temor a ser directas y perturbar por completo al lector de un cuadro o otro de la página, y nada de eso está presente aquí.

Tampoco ayuda a The Sandman que muchas de sus mejores ideas, publicadas originalmente en 1988, se sientan ahora como una historia que ya se ha contado mil veces antes.

Por fortuna la historia de esta saga es tan buena que ni siquiera con esos fallos la experiencia es negativa. Al contrario creemos firmemente que quien nunca ha leído la novela gráfica se topará con una gran serie que disfrutará mucho.

Así que en ese sentido es una gran recomendación que funciona como posible punto de partida para ver el material original que es muy superior.

Tags

Lo Último


Te recomendamos