Entretenimiento

Kimbal, hermano de Elon Musk, compró negocio de drones de Intel para espectáculos

Todo apunta a que Intel se está deshaciendo de divisiones que no son importantes para la fabricación de chips: Kimbal Musk entra en la movida.

Kimbal Musk, hermano de Elon Musk, compró la división de Intel para los drones reemplazantes de fuegos artificiales. Con esto, la empresa busca enfocarse aún más en la fabricación de chips, en plena escasez de semiconductores.

Intel Drone Light Shows era la división de Intel para este tipo de espectáculos. El anuncio lo realizó el millonario a través de Medium, pero sin dar a conocer el precio de venta.

Además de ser dueño de una cadena de restaurantes, Kimbal tendrá ahora a Nova Sky Stories, con la que adquirió los activos de la antigua división de Intel.

Recomendados

Así llegó Kimbal Musk a comprar Intel Drone Light Shows

Kimbal contó la curiosa historia que lo motivó a comprar Intel Drone Light Shows. Según esta, en 2021 asistió al desierto de Nevada a presenciar la tradicional “quema del hombre”, Burning Man. Lo hace desde 1998, pero ese año el festival fue cancelado.

“No había hombre para quemar”, dijo el empresario. “Estábamos desesperados”.

“El Hombre” es una efigie enorme de madera que se quema como ceremonia para representar la “quema del pasado, de tu ego, de todos los apegos”.

Entonces pensó en sustituir la hoguera… por unos drones ligeros. Se basó en una idea del artista Ralph Nauta, que creó una obra con drones en 2019, llamada Franchise Freedom.

Con los drones, Kimbal y Nauta adaptaron a “El Hombre” a una versión en drones. “Esto no fue un espectáculo de luces: fue el ritual por el que todos habíamos viajado miles de millas para experimentar. Su arte tomó forma en el cielo”, contó el empresario.

El nacimiento de Nova Sky Stories

Debido a esto lanza Nova Sky Stories, y qué mejor forma de impulsar la compañía que con los activos de Intel Drone Light Shows, 9.000 drones en total. Se asoció con Nauta, Lucas Van Oostrum (Drone Stories) y Daniel Gurdan.

“Están equipados con el mejor hardware y software jamás creado y son los mismos drones que inspiraron a millones de personas durante los Juegos Olímpicos y los espectáculos de medio tiempo del Super Bowl”, contó Kimbal en su nota en Medium.

Así que la tecnología mueve al menor de los Musk, pero el arte también. ¿Tendrá tanto éxito como su hermano Elon?

Tags

Lo Último


Te recomendamos