Entretenimiento

El metaverso, llevado más cerca de la realidad: una startup desarrolla un brazalete generador de dolor

Más allá de la virtualidad del metaverso, una compañía japonesa quiere que los usuarios sientan dolor, peso y resistencia en cada experiencia.

El metaverso busca convertir a la virtualidad todo lo que se hace en el mundo real. Trabajo, entretenimiento, estudio, conversaciones, todo de forma inmersiva a través de dispositivos en internet. Pero alguien quiere ir más allá.

Una compañía japonesa, H2L Technologies, respaldada por Sony, desarrolló un brazalete electrónico que emite pequeñas descargas para sentir dolor durante la presencia en el metaverso.

Sí, para hacer más real la experiencia.

Recomendados

También generaría sensaciones de peso y resistencia, según explica Emi Tamaki, CEO de H2L.

“Sentir dolor nos permite convertir el mundo del metaverso en un mundo real, con mayores sentimientos de presencia e inmersión”, destacó Tamaki en conversación con el Financial Times.

Tamaki, que también es profesora de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Waseda, busca que la pulsera libere “a los humanos de cualquier tipo de restricción en términos de espacio, cuerpo y tiempo” en la próxima década.

¿Cómo funciona el brazalete de dolor para el metaverso de H2L?

La banda detecta la flexión de los músculos del brazo, permitiendo al avatar en el metaverso copiar el movimiento del usuario real. Con la estimulación eléctrica, también se pueden manipular los músculos del brazo para las sensaciones del mundo real.

El peso de objetos que se levantan, la fuerza de una pelota que se atrapa o el picoteo de un pájaro en las manos, todo eso es generado por la pulsera de H2L para el metaverso.

Las personas deben usar, para un mayor disfrute, los lentes de realidad virtual de H2L.

El portal especializado Futurism indica que la idea de la pulsera de dolor se le ocurrió a Tamaki tras sufrir una experiencia cercana a la muerte en su adolescencia, debido a una enfermedad cardíaca congénita.

En su conversación con Financial Times, la jefa de H2L señala: “Me di cuenta de que la vida era preciosa, así que decidí trabajar en un nuevo campo en el que realmente quería profundizar, ya que no había nadie investigando en ese momento”.

Su sueño es “viajar a cualquier lugar, en cualquier momento” a través de la tecnología, sintiendo incluso dolor, peso o resistencia. Como en la vida real, pero sin los peligros de la misma.

El producto ya está a la venta en Japón, con un costo equivalente en yenes a 82 dólares, de acuerdo con Interesting Engineering.

Tags

Lo Último


Te recomendamos