Comercial

¿Qué pasa si se deja de pagar un crédito de consumo?

Si vas a solicitar un préstamo, procura no dejar de pagarlo. Las consecuencias son realmente estresantes y peligrosas.

Archivo

Solicitar crédito de consumo es una buena idea, tanto para cubrir necesidades urgentes como para financiar gastos cotidianos. Si cumples con los requisitos, la entidad bancaria desembolsará el dinero rápidamente y tú pagarás en cuotas que se ajustan a tu presupuesto mensual.

Al solicitarlo, es recomendable evaluar la capacidad de pago y usar un simulador de crédito de consumo para conocer una proyección del financiamiento. Sin embargo, hay ocasiones en las que surgen inconvenientes y te atrasas con los pagos.

Dejar de pagar un crédito de consumo: ¿qué pasa en esos casos?

La verdad es que es una situación en la que te enfrentas a varias cosas:

Proceso de cobranza extrajudicial

Se trata de las llamadas, cartas, SMS y correos electrónicos que recibes, recordándote la deuda y pidiéndote que pagues.

Aunque es una gestión ajustada a la ley y hasta lógica, porque el acreedor necesita recuperar su dinero, puede ser bastante molesta y estresante.

Aumento de la deuda

Es lo primero que sucede. Con cada día que pasas sin pagar aumenta la deuda a causa de los intereses por mora, penalización pactada desde el principio en el contrato del crédito.

Adicionalmente, si transcurren 20 días desde la fecha de pago, el acreedor te puede cobrar por las gestiones de cobranza efectivamente realizadas. El costo de esta gestión varía de acuerdo con el saldo vencido:

-Deudas inferiores a 10 UF: 9%.

-Por la parte que exceda entre 10 UF y 50 UF: 6%.

-Por la parte que exceda sobre 50 UF: 3%.

Es cierto que estos porcentajes se aplican sobre la deuda vencida y no sobre el crédito total, pero no dejan de ser sobrecargos financieros que terminan afectando tu bolsillo.

Reporte de morosidades

Cuando la deuda vencida supera los 30 días, empiezas a correr el riesgo de ser reportado en Equifax (mismo Dicom), Experian (Sinacofi) y TransUnion.

Lo anterior es muy grave, ya que afecta directamente tu puntaje crediticio y puede cerrarte las puertas a futuros financiamientos.

Cláusula de aceleración

Es lo más grave que te puede pasar. Si después de la cobranza extrajudicial no logras pagar, el prestamista puede hacer efectiva la cláusula de aceleración que viene incluida en muchos contratos.

Este proceso le permite exigir el pago total del crédito, independientemente del saldo en mora y el plazo pactado inicialmente. Sin duda, una acción que complica aún más el asunto.

Cobro judicial

Incluso si tu contrato no estipula una cláusula de aceleración, el acreedor tiene la posibilidad de emprender acciones legales para recuperar su dinero.

Ésta es una situación muy molesta, ya que puede incluir medidas cautelares sobre tus bienes y hasta posteriores embargos.

Negocia lo antes posible

De los miles de personas que se animan a solicitar un crédito de consumo, muchas se atrasan con los pagos. De hecho, a marzo de 2023, había 4.150.039 morosos en el país, según el Informe de Deuda Morosa de la Universidad San Sebastián (USS) y Equifax.

O sea que es una situación en la que “es normal caer” en determinado momento. Lo realmente grave es no hacer nada por arreglar el problema. Apenas entres en mora debes comunicarte con el acreedor y pactar una forma de pago que te resulte más conveniente.

Y como recomendación final, usa siempre un simulador crédito de consumo antes de pedirlo. La información que éste te entrega te permite comprar el monto de las cuotas con tu capacidad de pago real. Si ves que algo no encaja, posterga el endeudamiento. La tranquilidad financiera no tiene precio.

Tags

Lo Último

Te recomendamos