Ciencia

Los colores influyen a la hora de estudiar: lo que dice la ciencia

Los colores podrían ser un aliado a la hora de decorar tu espacio para estudiar.

Blue Ivy

Muchos estudios han analizado los efectos de los colores que nos rodean. Ya sea en vestimenta o los colores de nuestras habitaciones, aunque suene increíble, los colores tienen efectos en las personas. Muchos relacionados con la capacidad de tomar atención o incluso los estados de ánimo. Un estudio de la Universidad de Valencia, incluso profundiza en los colores de las aulas escolares.

Han sido de tal impacto los informes, que incluso se habla del concepto “psicología del color”. A poco de que llegue el mes de marzo, y el inicio del año escolar en muchos países, quisimos profundizar en este tema y las respuestas de la ciencia al respecto.

Ahorrar dinero, otra de las ventajas que tienen los hispanos al estudiar en línea.

Por ejemplo, desde Pinturas Ceresita, expertos en color, han abarcado este tema. “Este mes de febrero y durante marzo en las redes sociales de Ceresita, encontrarás talleres gratuitos online, tutoriales para pintar y crear tu propio pizarrón, los colores adecuados para espacios de estudios infantiles, home office, zonas de estudio y mucho más”, nos contó Francisca González, marketing de Codelpa, holding que alberga marcas como Pinturas Ceresita. Por ejemplo, señalan que el color verde se asocia con la naturaleza y la tranquilidad, lo que puede ayudar a crear un ambiente relajado y calmado que favorezca la concentración y la creatividad.

Los colores que ayudan a la concentración

El azul es un color sereno que promueve la calma y la tranquilidad. También se ha demostrado que estimula la concentración y la productividad, lo que lo hace ideal para un espacio de estudio creativo. El color rosado en niños hiperactivo, sirve para ayudar a darles calma y un sentimiento de relajación. Según el citado informa de la U. de Valencia, este color además ayuda a alcanzar un buen estado de relajación, previo a la hora de dormir.

El amarillo es un color brillante y enérgico que puede ayudar a estimular la mente y fomentar la creatividad. Sin embargo, es importante utilizar tonos suaves de amarillo para evitar que el espacio se vuelva demasiado estimulante. El amarillo y también el color naranja, invocan a la alegría.

El color lavanda es suave y relajante que puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. También se ha asociado con la creatividad y la inspiración, lo que lo convierte en una excelente opción para un espacio de estudio. El estudio citado, señala también que es un color que ayuda a la relajación a la hora de realizar actividades de concentración en solitario (como leer).

Finalmente, el blanco es un color neutro que puede ayudar a hacer que un espacio se sienta más amplio y luminoso. También proporciona un lienzo en blanco para la creatividad y permite que otros colores y elementos destaquen.

Tags

Lo Último


Te recomendamos