Ciencia

La “siembra de rocas” es aliada para la lucha de Bill Gates contra el cambio climático

¿De qué manera?

Bill Gates
Bill Gates Imagen de archivo

Bill Gates ha buscado impulsar no solo la educación y el crecimiento de la tecnología, sino también la protección del medio ambiente. Son constantes los llamados del multimillonario y filántropo a luchar contra el cambio climático.

PUBLICIDAD

Según una predicción del norteamericano, la humanidad tiene hasta el año 2050 para eliminar los 51 mil millones de toneladas de gases de efecto invernadero que produce anualmente. Si esto no ocurre, habrá una catástrofe climática.

“Para prevenir los peores efectos del cambio climático”, dijo Bill Gates en una publicación en su blog Gates Notes, “debemos llegar a cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en todos los sectores de la economía dentro de 50 años y, como descubrió recientemente el IPCC (Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático), debemos estar en camino de lograrlo en los próximos 10 años”.

Un grupo de científicos de la Unión Geofísica Americana propone la “siembra de rocas” para luchar contra el cambio climático. ¿De qué manera? Lo explicaron en un estudio publicado en la revista Earth’s Future.

Así funcionaría la “siembra de rocas”, para luchar contra el cambio climático

De acuerdo con los investigadores, la meteorización de rocas, es decir, mezclar rocas volcánicas trituradas en los campos, hace uso de un proceso geológico natural para almacenar carbono a largo plazo.

La aplicación de 10 toneladas de polvo de basalto por hectárea de tierra de cultivo a nivel mundial podría guardar hasta 217 gigatoneladas de dióxido de carbono en 75 años, por encima del umbral más bajo de eliminación de dióxido de carbono del IPCC necesario para alcanzar los objetivos climáticos.

Evidentemente, todo esto debe ir de la mano con la reducción de emisiones.

Proceso de "siembra de rocas"
Proceso de "siembra de rocas" AGU

“La erosión mejorada de las rocas plantea menos riesgos en comparación con otras intervenciones climáticas”, afirmó S. Hun Baek, científico climático de la Universidad de Yale que dirigió el estudio. “También brinda algunos beneficios clave, como rejuvenecer los suelos agotados y contrarrestar la acidificación de los océanos, que pueden hacerlo más deseable socialmente”.

El modelo propuesto por los científicos simuló una meteorización de rocas mejorada en mil sitios agrícolas en todo el mundo bajo dos escenarios de emisiones de 2006 a 2080.

Los investigadores descubrieron que en el período de estudio de 75 años, esos sitios agrícolas consumirían 64 gigatoneladas de dióxido de carbono. Extrapolando eso a todos los campos agrícolas, que representan la aplicación potencial total de esta estrategia en el mundo, se podrían secuestrar hasta 217 gigatoneladas de carbono en ese período de tiempo.

Tags

Lo Último