Ciencia

Científicos confirman una teoría que había mortificado a Albert Einstein, ¿cómo lo lograron?

Un avance más en el mundo de la ciencia.

Albert Einstein
Albert Einstein Inteligencia Artificial Leonardo / Digital Prompt: Kiko Perozo

Albert Einstein fue uno de los grandes genios de la historia de la ciencia: su Teoría de la Relatividad revolucionó nuestra comprensión del espacio, el tiempo y la gravedad. Sin embargo, hubo detalles que le mortificaron, y que ahora son confirmados por investigadores.

PUBLICIDAD

Definitivamente, Einstein tenía razón. ¿Pero en qué?

Como parte de la Teoría de la Relatividad, Albert Einstein señalaba que tendríamos que observar el universo antiguo y lejano funcionando a un ritmo significativamente más lento que el actual.

Utilizando relojes de cuásares, un grupo de investigadores de Australia y Nueva Zelanda lo confirmaron: en el universo primitivo el tiempo corría cinco veces más despacio.

Explosión Universo
Explosión Universo

Los cuásares son los agujeros negros supermasivos en el centro de las primeras galaxias; los relojes de cuásares constituyen objetos astronómicos que se utilizan para medir el tiempo en el universo. Son los objetos más distantes que se pueden observar en el universo, y su luz tarda miles de millones de años en llegar a nosotros.

El astrofísico Geraint Lewis (Universidad de Sídney, Australia) y el estadístico Brendon Brewer (Universidad de Auckland, Nueva Zelanda) realizaron las investigaciones, con base en las fluctuaciones de cuásares.

Los resultados de las investigaciones sobre la teoría de Albert Einstein

“Mirando hacia atrás a una época en que el universo tenía poco más de mil millones de años, vemos que el tiempo parece fluir cinco veces más lento”, indicó Lewis en un comunicado. “Si estuvieras allí, en este universo infantil, un segundo parecería un segundo; pero desde nuestra posición, más de 12 mil millones de años en el futuro, ese tiempo temprano parece retrasarse”.

PUBLICIDAD

Los científicos usaron datos observados de casi 200 cuásares para analizar la dilatación del tiempo. Al observar los cuásares, el horizonte de tiempo retrocedió a solo una décima parte de la edad del Universo, lo que confirma que éste parece acelerarse a medida que envejece.

Destaca el profesor Lewis: “Gracias a Einstein, sabemos que el tiempo y el espacio están entrelazados y, desde el amanecer de los tiempos en la singularidad del Big Bang, el Universo se ha estado expandiendo. Esta expansión del espacio significa que nuestras observaciones del Universo primitivo deberían parecer mucho más lentas que el tiempo actual”.

Los resultados de las investigaciones de Lewis y Brewer pueden encontrarse en la revista Nature Astronomy. El trabajo se titula Detección de la dilatación del tiempo cosmológico de cuásares de alto corrimiento al rojo.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último