Ciencia

ChatGPT es cosa del pasado y llega Auto-GPT: una brutal Inteligencia Artificial que casi piensa sola

Auto-GPT (o AutoGPT) es una Inteligencia Artificial evolucionada de ChatGPT que necesita una sola instrucción para pensar el resto de forma autónoma.

Getty Images

Auto-GPT ya está aquí y tiene inquietos a muchos. Se trata de una evolución directa de ChatGPT que, como su nombre lo indica, puede trabajar de manera casi autónoma, realizando sus propios prompts para desarrollar proyectos sin exigir prácticamente intervención humana.

Cuando OpenAI liberó GPT-4 todos quedamos inquietos por el potencial de esta plataforma, en donde sólo sería cuestión de poco tiempo para que alguien comenzara a desarrollar sistemas que cumplieran con los principios de una Inteligencia Artificial General (IAG o AGI por sus siglas en inglés).

Es decir, un sistema que evolucionaría al siguiente nivel, donde ya no sería necesario plantear alguna instrucción a la Inteligencia Artificial para que esta comenzara a pensar. Un punto complejo en donde su proceso de razonamiento y ejecución sería similar a la del cerebro humano.

Recomendados

Se trata de la antesala a un punto donde estas plataformas contarían con un nivel mínimo de consciencia propia. Y ese momento se siente cada vez más cerca con el surgimiento de Auto-GPT, una IA que puede trabajar sola en varios escenarios prácticamente sin intervención humana.

Desde el surgimiento de GPT-4 el debate se mantiene activo y candente sobre los riesgos de esta posibilidad, pero los desarrolladores simplemente siguen avanzando.

Así es Auto-GPT: la Inteligencia Artificial que se basa en ChatGPT pero ahora es casi autónoma

Durante los últimos días se popularizado tremendamente en el repositorio de GitHub la nueva Inteligencia Artificial de Auto-GPT, un IA generativa basadas en el “autoprompting”.

Esto significa que el usuario ya no necesitaría introducir de manera consecutiva una serie de peticiones, instrucciones y adecuaciones a la plataforma. Sino que el propio modelo de la IA va adaptando la evolución de cada etapa de resultados.

De modo que sólo es necesaria una instrucción inicial y a partir de ahí la propia Inteligencia Artificial irá aprendiendo y adaptando cada faceta del proceso. Por la naturaleza de este proceso se trataría casi de una AGI, donde el prompt de arranque es casi lo único que la mantiene controlada de tener consciencia propia.

Auto-GPT ya conocida también en la web como AutoGPT, es una aplicación Open Source experimental desarrollada en Python por Toran Bruce Richards, quien inicialmente la creó para complementarse con la API de GPT-3.5, pero puede ahora utilizarse con GPT-4 para ver su real potencial.

Basta con dar una instrucción inicial clara como “crea un negocio que genere ingresos mensuales de MXN $30.000″, para que Auto-GPT genere todo como un árbol con ramificaciones.

En su primer resultando arma una lista de pasos generales, pero luego, sin necesidad de otro prompt, la IA comienza a desarrollar cada punto.

El futuro está aquí.

Tags

Lo Último


Te recomendamos