Ciencia

Estudio: Pacientes de cirugía que usan auriculares de realidad virtual necesitan menos anestesia

Contenidos de realidad virtual distrajeron a pacientes, olvidándose del dolor.

Paciente VR

Algunos expertos se habían mostrado escépticos ante la llegada de los dispositivos de realidad virtual a la medicina, pero cada vez hay más estudios que demuestran con pruebas que la tecnología VR puede aliviar el dolor de pacientes durante una cirugía.

El sitio web de MIT Technology Review ha publicado una investigación de un grupo de científicos del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, que indica que los pacientes que usan auriculares VR requieren menos anestesia durante la cirugía de manos.

La prueba, según el estudio, es que mientras que el paciente convencional promedio necesitaba 750,6 miligramos por hora del sedante propofol, las personas que miraban contenido relajante de realidad virtual, como meditación, escenas de la naturaleza y videos, solo necesitaban 125,3 miligramos.

Además, su recuperación fue más rápida, abandonando la unidad de postanestesia a los 63 minutos de media frente a los 75 minutos.

Distracción es igual a menos dolor

Los científicos afirman que la realidad virtual distrajo a los pacientes del dolor que, de otro modo, requeriría toda su atención. Sin embargo, los investigadores también admitieron que los usuarios de los dispositivos VR podrían haber ido al quirófano esperando que la realidad virtual los ayudara, lo que podría sesgar los resultados.

Paciente VR

El equipo de Beth Israel Deaconess está planeando ensayos que podrían descartar este efecto placebo. Un ensayo de seguimiento también evaluará el efecto de la realidad virtual en pacientes que se someten a cirugía de cadera y rodilla.

Experimentos anteriores, como en el Hospital St. Jospeph en Francia, han indicado que la tecnología puede ayudar a calmar a los pacientes.

El atractivo médico, como lo explica Engadget, es que los pacientes pueden sufrir menos y volver a casa antes. Los hospitales, por su parte, podrían aprovechar al máximo sus suministros de anestesia, liberar camas de recuperación y reducir los tiempos de espera.

Tags

Lo Último


Te recomendamos