Ciencia

Robert Sansone, el ingeniero de 17 años que creó un motor eléctrico que puede ser mejor que los de cualquier Tesla

Quizás Elon Musk le pida su CV.

Robert Sansone
Robert Sansone El chico está en la secundaria.

El nombre de Robert Sansone es desconocido para los que siguen a la industria de los autos eléctricos, pero lo que hizo este joven ingeniero de 17 años puede significar una auténtica revolución en el mercado.

PUBLICIDAD

Sansone diseñó un motor eléctrico que prescinde de los imanes de tierras raras que se utilizan en los motores de este tipo de vehículos, que mejora el aporte con el medioambiente de cualquier modelo de Tesla u otro fabricante.

De acuerdo con el reporte del sitio web de Hipertextual, este motor parece encontrar la forma en la que los autos eléctricos sean aún más respetuosos con la tierra, y todo gracias a este chico que aún está en la secundaria y que pasa su tiempo libre realizando diferentes proyectos.

La clave: motores de reticencia síncrona

Sansone, en entrevista con la revista Smithsonian, declaró que su interés por los motores eléctricos es “natural”, ya que los ha utilizado para anteriores proyectos.

Se propuso solucionar el problema de sostenibilidad de los autos eléctricos y comenzó a informarse sobre posibles alternativas a los imanes de tierras raras. Tras su investigación, entendió el uso de motores de reticencia síncrona, más respetuosos con el planeta, pero que no alcanzan la potencia para hace mover un auto sino para hacer funcionar dispositivos como los ventiladores.

Robert Sansone
Robert Sansone El motor del joven.

El objetivo del joven, por tanto, fue hacer que este motor alcanzara una potencia aún mayor, y tras un año de desarrollo, y después de 15 intentos, lo consiguió usando cables de cobre, un rotor de acero y un cuerpo fabricado con plástico.

Con una impresora 3D, Sansone creo un prototipo de motor eléctrico que alcanzaba una fuerza de rotación mayor que los motores de reticencia síncrona convencionales.

PUBLICIDAD

El motor eléctrico
El motor eléctrico

Los resultados fueron favorables: a 300 revoluciones por minuto (RPM), su motor eléctrico alcanzaba una fuerza de rotación (par) un 39 por ciento mayor que un motor de reticencia síncrona común. También descubrió que era 31% más eficiente

El joven ingeniero planea seguir creando prototipos, cada vez con mejores materiales, para revolucionar el mercado de los motores y autos eléctricos.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último