Ciencia

Así era la Harvard Mark 1 de IBM, la primera computadora electromecánica, un “monstruo” de casi cinco toneladas

Funcionó en 1944 y sirvió para realizar cálculos para la Marina norteamericana durante la Segunda Guerra Mundial, además de ayudar en el Proyecto Manhattan.

La Harvard Mark I de IBM, la primera computadora electromecánica, contaba con 760 mil ruedas y 800 kilómetros de cableado, 3.300 relés y más de 175 mil conexiones.

IBM es una de las casas pioneras en fabricación de computadoras. Fundada en 1911 por Charles Flint en Nueva York, nació con el nombre de Computing Tabulating Recording Corporation, asumiendo el nombre de International Business Machines en 1924. Veinte años más tarde, regalaría a la Universidad de Harvard la primera computadora electromecánica, la Mark 1.

Era un monstruo de casi cinco toneladas, con una altura de 2.4 metros y una longitud de casi 16 metros, con una utilidad que hoy sería motivo de risa: el simple y sencillo cálculo de operaciones.

La primera computadora electromecánica utilizaba señales electromagnéticas para mover sus partes, funcionando con relés y programándose con interruptores.

Pero para llegar a cada resultado, la Harvard Mark 1 de IBM se tomaba de 3 a 5 segundos, y la secuencia de cálculos no se podía cambiar.

Contaba con 760 mil ruedas y 800 kilómetros de cableado, 3.300 relés y más de 175 mil conexiones.

La historia de la Harvard Mark 1 de IBM

Howard H. Aiken concibió la máquina en la década de los 30. Este físico teórico graduado en Harvard propuso inicialmente la calculadora digital a la facultad del Departamento de Física de su alma máter, llevando luego su idea a Monroe Calculating Machine Company y, finalmente, a IBM.

El ingeniero jefe Clair D. Lake lideró el proyecto, asistido por Benjamin Durfee y Frank Hamilton. Aunque comenzaron en 1939, las vicisitudes de la Segunda Guerra Mundial, en la que Estados Unidos entró en 1941, afectaron su desarrollo.

La Harvard Mark I de IBM, la primera computadora electromecánica, contaba con 760 mil ruedas y 800 kilómetros de cableado, 3.300 relés y más de 175 mil conexiones.

Finalmente, la máquina se envió a Harvard en febrero de 1944, ensamblándose y presentándose formalmente el 7 de agosto de ese año.

¿Cuánto costó la fabricación de la primera computadora electromecánica? 200 mil dólares. IBM también donó 100 mil dólares extra para cubrir los gastos operacionales de la Harvard Mark 1.

De acuerdo con la Universidad de Harvard, Mark 1 “principalmente ayudó a la Marina computando tablas para el diseño de equipos como torpedos y sistemas de detección submarina. Otras ramas de las fuerzas armadas buscaron su ayuda para calcular el diseño de lentes de cámaras de vigilancia, radares y dispositivos de implosión para la bomba atómica en el Proyecto Manhattan”.

Así funcionaba la primera computadora electromecánica

IBM explica en su portal cómo funcionaba la Harvard Mark 1. Sus dos funciones principales eran realizar búsquedas en tablas y las cuatro operaciones aritméticas fundamentales, en cualquier secuencia especificada, con números de hasta 23 dígitos decimales de longitud.

La computadora contaba con 60 registros de conmutación para constantes, 72 contadores de almacenamiento para resultados intermedios, una unidad central de multiplicación y división, contadores funcionales para calcular funciones trascendentales y tres interpoladores para leer funcione perforadas en cinta perforadora.

“La entrada numérica”, señala la empresa, “se realizaba en forma de tarjetas perforadas, cinta de papel o interruptores configurados manualmente. La salida se imprimía con máquinas de escribir eléctricas o se perforaba en tarjetas”.

Hoy podemos encontrar calculadoras hasta del tamaño de relojes. Antes, eso era impensable: para ello estaba la monstruosa Harvard Mark 1 de IBM.

Tags

Lo Último


Te recomendamos