Ciencia

Descubren una caca de 4.500 años de antigüedad llena de información: sí, heces fósiles

La particular muestra fue hallada en los Muros de Durrington en Inglaterra.

Stonehenge

La exploración de los terrenos de los Muros de Durrington siguen siendo “virgen” en comparación con otras reliquias arqueólogas que han sido investigados desde hace más de 100 años. Por eso sus hallazgo son cada vez más importante, por muy raras que a veces suelan ser.

El descubrimiento más reciente fue realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge que investigó 19 muestras de heces (de perros y humanos) antiguas descubiertas en el sitio conservada durante alrededor 4.500 años.

A través de esas muestras se pueden dar las primeras pistas íntimas para comprender la vida de estas personas en la antigüedad.

[Descubren templos romanos en honor a Hércules, Júpiter y Mercurio en Países Bajos, ¿por qué es un hallazgo extraño?]

Importante hallazgo

Los investigadores revelaron en un artículo publicado en la misma universidad que 5 de las muestras de caca (cuatro de perros y una de un humano) contenían los huevos de gusanos parásitos: Capillaria, gusanos que están estrechamente relacionados con los gusanos intestinales.

“Esta es la primera vez que se recuperan parásitos intestinales del Neolítico de Gran Bretaña, y encontrarlos en el entorno de Stonehenge es realmente algo”, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Piers Mitchell, del Departamento de Arqueología de Cambridge.

Añadió: “el tipo de parásitos que encontramos son compatibles con la evidencia previa de los festines de invierno con animales durante la construcción de Stonehenge”.

Por su parte, el profesor de dicha universidad, Mike Parker Pearson señaló que esta nueva evidencia “nos dice algo nuevo sobre las personas que vinieron aquí y las fiestas de invierno durante la construcción de Stonehenge”.

Una de las hipótesis que manejan los investigadores sostiene que las personas comían órganos internos de animales infectados pocos cocidos, y también alimentaron las sobras a sus perros.

“Durrington Walls fue ocupada en gran parte sobre una base estacional, principalmente en períodos de invierno. El perro probablemente llegó ya infectado con el parásito”, dijo Mitchell.

El asentamiento de Stonehenge se remonta a alrededor de 2.500 antes de Cristo y se cree que fue el hogar de las personas que erigieron el famoso monumento.

Tags

Lo Último


Te recomendamos