Ciencia

Prosopagnosia: la extraña enfermedad que padece Brad Pitt y por la cual no reconoce los rostros

El actor ha hablado sobre su batalla con esta extraña enfermedad.

El actor sigue siendo uno de los más admirados de la industria

El tema de los desórdenes neurológicos puede ser sumamente complicado para algunos por los extraños efectos que pueden tener sobre la mente y como esta funciona, a pesar de ello, tienen a ser más comunes de lo que muchos piensan y Brad Pitt podría padecer de uno de los más estudiados, es el caso de la prosopagnosia.

De acuerdo al centro de estudios e investigación de la prosopagnosia, este desorden neurológico se hace presente en una de cada cincuenta personas, convirtiéndola en un padecimiento sumamente común, además puede aparecer por muchos motivos o estar presente desde el nacimiento, dificultando el desarrollo de los individuos.

Brad Pitt asegura que podría sufrir de prosopagnosia, te contamos todo sobre la extraña enfermedad

Durante una reciente entrevista con GQ, el actor ganador del Oscar habló sobre la enfermedad, también conocida como ceguera facial, asegurando que, durante los últimos años, le ha estado costando recordar las caras de las personas y muchas veces acaba ofendiendo a otros por su incapacidad de reconocer rostros.

Previamente, en 2013 había hablado con el medio Esquire y dijo “Muchas personas me odian porque creen que les estoy faltando el respeto. Pero es un misterio para mí. No puedo captar una cara”. La prosopagnosia causa que el cerebro se vuelva incapaz de reconocer rostros o inclusive de distinguirlos de otros objetos.

La condición no se trata de un problema de memoria, pues el recuerdo de la persona puede seguir estando ahí, simplemente que la conexión lógica que hace el cerebro entre la imagen de un rostro en particular y dicha persona se vuelve cada vez más confusa e inclusive puede llegar a desaparecer por completo en casos extremos de la enfermedad.

¿Cómo saber si se sufre de prosopagnosia?

Por suerte, Pitt tiene a la mano todas las herramientas para poder determinar qué hacer con su condición, pero otras personas pueden pasar sus vidas enteras con prosopagnosia sin necesidad de enterarse y simplemente pensando que tienen una mala memoria, por eso se debe consultar a un especialista ante cualquier síntoma.

Esto se puede dificultar todavía más cuando se trata de niños, pues lo toman como algo común y crecen sin saber que sufren de una disfunción. Una forma sencilla de darse cuenta es ver si la persona puede describir el rostro de alguien muy cercano o identificar si le cuesta seguir historias en cine o televisión por confundir las identidades de los personajes.

Tags

Lo Último


Te recomendamos