Ciencia

Un millón de gigabits por segundo: científicos logran récord de transmisión de datos

Un grupo de investigadores establece un nuevo récord de velocidad de transmisión de datos: 1,02 petabits por segundo, o un millón de gigabits por segundo.

Ha transcurrido más de un año desde ese momento en marzo de 2021 cuando la reconocida empresa trasnacional Prysmian Group, estableció un nuevo récord de velocidad para transmitir datos a través de cables de fibra óptica.

En ese momento lograron mandar datos a una velocidad de un millón de gigabits por segundo, o lo que es lo mismo 1 Petabit por segundo.

Lo que en su momento fue un salto del cuádruple que la velocidad de la marca anterior. Algo revolucionario y casi inconcebible para su momento.

Desde entonces ha seguido el trabajo entre la comunidad de científicos e investigadores para superar dicho récord. Pero la realidad es que no se habían logrado grandes avances. Hasta ahora.

El nuevo récord de transmisión de datos: un millón de gigabits por segundo

Los colegas de Science Alert acaba de revelar que el National Institute of Information and Communications Technology (NICT) en Japón logró por fin superar el récord de transmisión de datos conseguido en 2021.

Este récord de velocidad de fibra óptica fue ahora de 1,02 petabits por segundo, algo que representó un incremento mínimo, sí, pero también se trata del primer récord logrado mediante una fibra multinúcleo (MCF) con un diámetro estándar de 0,125 mm.

Ahora se han conseguido 1,02 Pbps, o un millón de gigabits por segundo, enviados en esta ocasión a través de 51,7 kilómetros de cable de fibra óptica con 801 canales de longitud de onda paralelos.

Con esta marca se repite más o menos la fórmula que el año pasado, aplicando la nueva tecnología de multiplexación por división de longitud de onda, o wavelength-division multiplexing (WDM).

Este método de transmisión de señales ópticas de diferentes longitudes de onda dentro de una sola fibra óptica logra multiplicar el potencial de transmisión a niveles que resultaban casi inconcebibles antes.

Lo más inquietante es que la tecnología utilizado como base para este nuevo récord resulta ser compatible con la infraestructura de cable convencional actual.

De manera que si siguen avanzando estas investigaciones basadas en WDM podríamos pensar seriamente en un futuro no muy lejano donde la transmisión en contenidos con resolución 8K en tiempo real sería más factible.

Pero queda un largo camino por recorrer para ver su implementación en infraestructuras de telecomunicaciones al alcance del consumidor promedio en sus hogares.

Tags

Lo Último


Te recomendamos