Ciencia

Por este fenómeno puedes padecer síntomas de coronavirus, aunque no lo tengas

La ansiedad puede provocar que se sientan síntomas de COVID, aunque no los tengamos.

El fenómeno que te hace padecer síntomas de coronavirus, aunque no tengas

En la actualidad, uno de los mayores temores que tiene gran parte de la población es contagiarse de coronavirus.

PUBLICIDAD

Aunque es cierto que la pandemia ha ido a la baja, también lo es que los positivos y fallecimientos no se detienen.

De acuerdo al último reporte de la Universidad Johns Hopkins, que ha dado un seguimiento puntal a la enfermedad, se suman cerca de 432.4 millones de casos y 5.93 millones de pérdidas de vida, a causa del COVID-19.

A pesar de la llegada de las vacunas y las restricciones impuestas por las autoridades, muchas familias lamentaron las muertes de seres cercanos.

El fenómeno que puede hacer padecer síntomas de coronavirus

Es por eso que existe un fenómeno que puede hacer padecer los síntomas del coronavirus, a pesar de que la persona no lo tenga cuando se realice una prueba PCR.

La ansiedad por la enfermedad o por la salud es una experiencia que es vivida al menos por 6 por ciento de las personas en algún momento de su vida.

Con la turbulencia de la actualidad, en un ciclo de noticias que enfatizan los síntomas y peligros del coronavirus, es natural sentir cierto nivel de preocupación por una posible infección.

PUBLICIDAD

Ansiedad aumenta en pandemia

¿A quién le ha pasado que después de estar rodeado de mucha gente o convivir con algún enfermo, comienza a sentir problemas relacionados con el coronavirus?

Después, cuando van al doctor o a realizarse una prueba todo resulta una falsa alarma. Lo anterior podría deberse a la ansiedad por la enfermedad.

“Sospecho que la ansiedad por la salud ha aumentado considerablemente durante la pandemia, sobre todo, porque la gente ha tenido más tiempo para rumiar y reflexionar sobre sus síntomas”, indicó Peter Tyrer, profesor de psiquiatría comunitaria en el Imperial College de Londres.

Contrario a la idead de que los “hipocondriacos” sólo buscan atención, los orígenes de la ansiedad por la enfermedad en una persona suelen ser muy específicos.

“A menudo hay un factor desencadenante. Podría ser que alguien en la familia haya estado enfermo. O que hayan oído hablar de alguien de su misma edad que muere a causa de una enfermedad”, dijo Helen Tyrer, investigadora clínica del Imperial College London y autora del libro Tackling Health Anxiety.

Hay muchas formas en las que nuestros miedos pueden tomar la forma de una enfermedad. De hecho, nuestras expectativas pueden dar forma a nuestra atención y procesamiento sensorial.

Así, si la persona sospecha que está infectado de coronavirus, puede tener un cosquilleo en la garganta, dolor en el pecho o sensación de dificultad para respirar. Cuanto más lo piense, peor parecerá.

Eso es más probable si alguien cercano tuvo la enfermedad; es más, una prueba negativa puede no ser suficiente para calmar los temores.

“Efecto nocebo”

Las expectativas pueden provocar cambios fisiológicos, como la liberación de moléculas vasodilatoras que causan dolores de cabeza. Los especialistas lo llaman reacciones “efecto nocebo”, un contraste de los “efectos placebo” beneficiosos.

El malestar puede ser tan desagradable que aumentará la ansiedad, para crear un círculo vicioso.

Por esas razones, lo mejor y más recomendable siempre será asistir con las personas especializadas en la enfermedad.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último