Ciencia

¿Realmente el frío puede hacer que te enfermes?

En las temporadas de frío hay más incidencia de enfermedades respiratorias

Frente frío 11

Es común escuchar a las madres y abuelas hacer recomendaciones como: “ponte gorro y bufanda para salir que hace frío y te puedes enfermar”. O incluso nosotros mismos tal vez hemos pensado que nos enfermamos porque nos expusimos al frío.

Por otro lado, sabemos que la mayor parte de las enfermedades respiratorias se deben a microorganismos patógenos: virus y bacterias que nos contagian otras personas.

Pero también es cierto que en la época de frío, hay muchos más casos de gripes comunes o influenza, a la que incluso le llamamos “influenza estacional”, porque aparece en la época invernal sobre todo.

Entonces, ¿el frío es realmente un factor para que nos enfermemos o es solamente una coincidencia que existan ciertas enfermedades “invernales”?

Aquí te presentamos algunas evidencias que te pueden ayudar a decidir si los consejos de tu abuela sobre que te pongas un suéter, son válidos científicamente.

Un mejor lugar para los virus

A las gripas comunes también las llamamos “resfriados”, haciendo más notable esta relación entre las bajas temperaturas ambientales y esas enfermedades.

Sin duda, los responsables de esos resfriados son virus: rinovirus o incluso ciertos coronavirus, totalmente diferentes al SARS-CoV-2. O en el caso de la influenza, por los influenzavirus.

Pero parece que las bajas temperaturas sí pueden favorecer de cierta forma a estos virus: hay estudios que sugieren que los rinovirus se copian de forma más eficiente en temperaturas más bajas que las del cuerpo humano.

Cuando hace frío, la temperatura de nuestra nariz es más baja que la del resto del cuerpo: puede estar alrededor de 33°C, lo que la hace un lugar mucho más propicio para la replicación de los rinovirus, que así nos infectan de forma más eficiente.

El frío y el sistema inmune

Las consecuencias del frío en nuestro cuerpo van más allá a que nuestra nariz se enfríe y sea un lugar acogedor para ciertos virus, también nos suceden otras cosas.

Por ejemplo, si ciertas partes de nuestro cuerpo están a menor temperatura, los vasos capilares se contraigan para tratar de conservar el calor. Eso disminuye el flujo de la sangre y por lo tanto de células como los glóbulos blancos, lo puede reducir nuestra respuesta inmune a los virus.

Además en épocas invernales o de frío, nos exponemos menos a la luz solar: ya sea porque habitamos una región en la que el invierno tiene menos horas de sol, porque hay más nubes, o porque no queremos salir porque tenemos frío. Esto tiene una consecuencia: producimos menos vitamina D, que tiene un papel importante en el mantenimiento de nuestro sistema inmune.

Bajas temperaturas y sistema respiratorio

Aunque los padecimientos respiratorios invernales más comunes son asociados a infecciones, también existen de otro tipo.

Por ejemplo, algunas condiciones crónicas como el asma, pueden agravarse cuando baja la temperatura del ambiente.

Esto porque el asma es una enfermedad que causa una inflamación de los bronquios y por lo tanto dificultad para respirar, debido a una hiperreactividad de las vías respiratorias a ciertos estímulos, entre los cuales pueden contar el aire frío y seco.

Así que los asmáticos sí pueden tener crisis más severas durante las épocas de frío.

Si tienes frío, estás más tiempo en lugares cerrados

Aunque los virus que causan las enfermedades respiratorias estacionales no son lo mismo que el SARS-CoV-2, sí hay algo que tienen en común: su contagio sucede a través del aire.

En épocas de frío pasamos más tiempo en lugares cerrados y con poca ventilación, eso quiere decir que si estamos con más personas respiraremos el aire que exhalen. Y así nos podemos contagiar de enfermedades que van desde una gripe común, hasta covid-19.

Así que no se olviden de ventilar espacios cerrados que compartan con otras personas. Y también pueden decirle a su abuelita que tenía razón: con el frío a veces tenemos más posibilidades de enfermar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos