Ciencia

Los vuelos sin emisiones podrían hacerse realidad gracias a este avión de hidrógeno líquido

Un proyecto de 20 millones de dólares (el aproximado de 15 millones de libras esterlinas) del gobierno británico impulsa el diseño de un avión de hidrógeno líquido.

Volar alrededor del mundo con una sola parada para reabastecer combustible podría ser posible. El gobierno británico impulsa el diseño de un avión de hidrógeno líquido, que haría realidad no solo transportes más directos, sino también sin emisiones.

El concepto de avión fue presentado por el Instituto de Tecnología Aeroespacial (ATI), antes de la cuarta reunión del denominado Consejo Jet Zero, presidido por el Secretario de Transporte británico.

Es parte del proyecto FlyZero, con el diseño y desarrollo del ATI y financiamiento del gobierno, hasta ahora de 20 millones de dólares.

“Estos diseños podrían definir el futuro de la industria aeroespacial y la aviación. Al trabajar con la industria, estamos demostrando que el vuelo verdaderamente libre de carbono podría ser posible, con el hidrógeno como favorito para reemplazar los combustibles fósiles convencionales”.

—  Krasi Kwarteng, secretario de Negocios del Reino Unido

¿Cuáles son las características del avión en su concepto inicial? Es de tamaño mediano (envergadura de 54 metros), propulsado por hidrógeno líquido y capaz de trabajar con 279 pasajeros alrededor del mundo.

“Este diseño pionero para un avión propulsado por hidrógeno líquido, dirigido por una organización británica, nos acerca un paso más hacia un futuro en el que las personas puedan seguir viajando y conectándose, pero sin la huella de carbono”, afirmó Grant Shapps, secretario de Transporte.

¿Para cuándo sería posible el vuelo de un avión de hidrógeno?

El potencial de este tipo de proyectos es enorme, pero no deja de ser difícil su puesta en desarrollo. Como destaca Engadget, la infraestructura de reabastecimiento de combustible no existe y el hidrógeno es más caro y difícil de almacenar a bordo que el combustible de kerosene.

Según el ATI, a mediados de la década de 2030 los aviones de hidrógeno serían una opción más económica que los actuales.

“En un momento de enfoque global en la lucha contra el cambio climático”, destaca Chris Gear, director del proyecto FlyZero, “nuestro concepto de tamaño mediano establece una visión verdaderamente revolucionaria para el futuro de los viajes aéreos globales que mantienen a las familias, empresas y naciones conectadas sin la huella de carbono”.

“Este nuevo amanecer para la aviación trae consigo oportunidades reales”, reitera Gear, “para que el sector aeroespacial del Reino Unido asegure la cuota de mercado, los empleos altamente calificados y la inversión interna, al tiempo que ayuda a cumplir con los compromisos del Reino Unido para combatir el cambio climático”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos