Ciencia

Los niños se involucran más con las historias si las leen de un libro en lugar de una tablet, afirma un estudio

También descubrieron que los padres hablaban más con sus hijos cuando les leían un libro.

En los tiempos actuales, los padres reemplazaron los libros de cuentos y leyendas por tablets como las Kindle para compartir con sus hijos y contarles historias. Sin embargo, la tecnología en estos casos no ayuda a los más pequeños de la casa, y según un estudio, se involucran más con las historias si se leen de un libro.

La investigación realizada por la Universidad de Michigan, publicada en la revista American Academy of Pediatrics y citada en el sitio web del Daily Mail, también apunta a los estudios, ya que las tablets han sido consideradas en los últimos años como una herramienta eduactiva, pero este estudio insiste en que, lo mejor para los niños, sería estudiar desde un libro.

Los expertos estadounidenses compararon el uso de tabletas con los libros infantiles tradicionales en un estudio en el que participaron 72 padres con niños pequeños de entre 24 y 36 meses.

Descubrieron que los padres hablaban más con sus hijos cuando les leían un libro real, mientras que los niños también respondían más a esta conversación que si usaran una tableta. Esto es importante porque las interacciones entre padres e hijos son cruciales para los resultados futuros del desarrollo en el lenguaje, las amistades y el éxito escolar.

Las distracciones que generan las tablets

Los expertos detallaron que las distracciones como animaciones, anuncios y otras ventanas emergentes en tabletas electrónicas eran en parte culpables de la falta de compromiso entre los niños y sus padres.

En el estudio, utilizaron tres aplicaciones de canciones infantiles de Fisher Price, todas las cuales se han descargado más de 1 millón de veces en Google Play Store, y libros con el mismo texto. Entre las historias estaban The Itsy, Bitsy Spider, Uno, dos, abroche mi zapato, Rema, rema, Rema tu bote, y Hickory Dickory Dock.

Los investigadores dijeron que eligieron las aplicaciones porque “naturalmente provocan turnos —un niño que completa una estrofa que comenzó el padre— y gestos en comparación con otras aplicaciones dirigidas a niños pequeños.

De los padres que participaron en el estudio, el 93 por ciento eran madres.

Los e-books deben ser más educativos, piden los expertos

Las interacciones entre padres e hijos son correlatos centrales de los resultados futuros del desarrollo infantil (lenguaje, relaciones con los compañeros, logros académicos), que están determinados por varios aspectos del entorno, incluidos los medios digitales”, escribieron los autores.

Destacaron: “Descubrimos que las respuestas de los niños pequeños a las verbalizaciones de los padres fueron menores durante el uso de aplicaciones de rimas infantiles en tabletas en comparación con el uso de un libro impreso”.

No solo las verbalizaciones de los padres hacia los niños pequeños fueron menos frecuentes en las condiciones de la tableta, sino que también la mayoría de estas verbalizaciones fueron ignoradas por los niños pequeños y en un grado más sustancial cuando se usaron tabletas en comparación con un libro impreso“.

Los jóvenes más propensos a los arrebatos emocionales también respondieron mejor a sus padres cuando leyeron un libro en comparación con un dispositivo digital.

Los investigadores concluyeron que los padres deben ver los medios digitales junto con sus hijos, haciendo preguntas y hablando para ayudar a sus hijos a participar y aprender.

Además, insistieron en que los programadores de softwares deben integrar los comentarios de especialistas capacitados en la primera infancia para hacer que los libros electrónicos sean más educativos para los niños, al tiempo que eliminan distracciones como animaciones, anuncios y otras ventanas emergentes.

Tags

Lo Último

Te recomendamos