Ciencia

Mantienen vivo un pedazo de cerebro humano en una placa de Petri durante 12 horas, lo que podría ayudar a tratar tumores y enfermedades fatales

Con frío, iones y minerales, el tejido cerebral se mantuvo vivo.

Un revolucionario estudio dirigido por la científica Emma Louise Louth de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca, permitió que mantuvieran vivo por 12 horas un pedazo de cerebro humano, exactamente de un centímetro, sobre una placa de Petri por primera vez.

Este hallazgo, según explica el informe de la investigación citado en el sitio web del Daily Mail, permitirá que científicos alrededor del mundo puedan encontrar nuevos medicamentos y tratamientos para tratar tumores y enfermedades fatales.

El equipo de académicos extrajo un trozo de tejido cerebral de la corteza de un paciente y rápidamente comenzó un nuevo proceso para asegurarse de que sobreviviera.

Primero enfriaron el tejido, manteniéndolo oxigenado para que las células permanecieran vivas, y luego pusieron la pequeña pieza en una mezcla de iones y minerales, los mismos ingredientes que se encuentran en el líquido cefalorraquídeo.

Primera vez con el cerebro humano

Louth compartió en un comunicado de prensa que ella y su equipo pudieron mantener vivo el tejido cerebral durante 12 horas, lo que permitió realizar estudios y experimentos que solo han sido posibles con animales.

Para tomar prestada una analogía de otro investigador: los estudios con ratones versus los estudios en humanos son básicamente como mirar un Nokia 3310 cuando se trata de reparar un iPhone. Tienen las mismas funciones básicas, pero hay una complejidad mucho mayor en el cerebro humano”, declaró la autora principal del estudio.

Agregó: “Incluso sabemos que existen diferencias en los tipos de células y la expresión de ciertos receptores. Por lo tanto, poder realizar pruebas directamente en tejido humano es una oportunidad única”.

El primer análisis del equipo de la Universidad de Copenhague se centró en las conexiones mejoradas con dopamina entre neuronas en humanos y ratones, que mostró que el neurotransmisor asociado con la recompensa fortalece las conexiones entre las neuronas en el cerebro humano.

Los avances que permitiría la investigación

Según Louth, esto podría conducir a nuevas oportunidades de tratamiento, por ejemplo, en relación con la rehabilitación después de un accidente cerebrovascular u otros tipos de daño cerebral agudo, donde los pacientes pierden conexiones sinápticas en el cerebro y necesitan formar nuevas.

Se nos ha dado la oportunidad de demostrar que la dopamina juega un papel diferente en humanos y ratones. Este es un ejemplo realmente bueno de cómo el efecto de un fármaco o un neurotransmisor varía entre especies, y destaca la importancia de poder probar fármacos directamente en tejido humano”.

Sobre los cortes de tejido cerebral en su investigación, Louth detalló: “Cada emoción o pensamiento debe pasar por muchas partes del cerebro. La pieza en la que trabajamos es del tamaño de la parte más externa del pulgar y ya no está conectada a otras áreas del cerebro. Entiendo por qué la gente se pregunta si las neuronas de la placa de Petri tienen memoria, pero simplemente no es posible”.

La meta de Emma Louise Louth es avanzar en los siguientes pasos de su estudio para trabajar en un método que podría mantener pequeñas partes del cerebro hasta por 10 días.

Tags

Lo Último

Te recomendamos