Ciencia

Las abejas buitre producen miel dulce aunque se alimenten con carne muerta en lugar de néctar, asegura estudio

Con pollo crudo, los investigadores comprobaron su teoría.

¿Probarías la miel producida por una abeja que en lugar de alimentarse con el polen y el néctar de las flores, come carne muerta? Según un estudio reciente, aunque las abejas buitre se sostienen con carroña, su miel es dulce.

Al igual que los buitres o las hienas, las abejas buitre o abejas carroñeras se alimentan con carne muerta o podrida. Hace solo unas décadas, como recuerda el sitio web de Oddity Central, los entomólogos hicieron el asombroso descubrimiento de que no todas las abejas se alimentan de polen y néctar.

En lo profundo de las selvas tropicales de Costa Rica encontraron tres especies de abejas que parecían preferir la carne muerta a las flores. En la investigación publicada recientemente en American Society for Microbiology (ASM), los científicos revelaron que estas abejas buitre tenían bacterias intestinales que parecían prosperar en ambientes ácidos, al igual que las bacterias que se encuentran en las entrañas de otras criaturas amantes de la carroña.

Jessica Maccaro, estudiante de doctorado en entomología de la Universidad de California, Riverside (UCR) y una de las autoras del estudio, explicó: “La forma más fácil de pensar en las abejas es que son avispas vegetarianas. Evolucionaron a partir de avispas. Literalmente, lo que las diferencia de las avispas es que son vegetarianas, así que esto es realmente sorprendente”.

¿Cómo comprobaron que las abejas buitre comían carne? Con pollo

La carroña generalmente está plagada de bacterias potencialmente mortales, como la salmonela y otros compuestos tóxicos. Es por eso que solo unos pocos animales tienen el estómago para lidiar con una dieta basada en carroña, y eso incluye las tres especies de abejas buitre.

Al colgar trozos de pollo crudo de los árboles en las selvas tropicales de Costa Rica, los entomólogos atrajeron a un grupo de abejas diferentes, algunas que se alimentaban tanto de néctar como de carne, y tres que solo preferían la carne.

Fueron estas últimas abejas buitre las que captaron su atención durante los últimos años. Eso es porque los microbios en sus intestinos eran bastante diferentes a los que se observan normalmente en las abejas.

Quinn McFrederick, entomóloga de la UCR, escribió en un comunicado de prensa sobre el estudio: “Estas bacterias son similares a las que se encuentran en los buitres reales, así como en las hienas y otros carroñeros, presumiblemente para ayudar a protegerlos de los patógenos que aparecen en la carroña”.

Los próximos pasos de los investigadores se basarán en descubrir qué sucede con la carroña recolectada que las abejas buitre almacenan hasta por dos semanas antes de consumirla y dársela a sus crías.

Tags

Lo Último

Te recomendamos