Ciencia

Día de la evolución: los dos acontecimientos históricos y científicos que hacen de esta una fecha especialmente “evolutiva”

Uno de ellos tiene que ver con la publicación de un libro y el otro, con una canción de The Beatles (al menos un poco)

El 24 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Evolución, pues se recuerda la publicación de un libro que cambió no solo la historia de la biología, sino del mundo: “El origen de las especies” de Charles Darwin.

Hace 162 años se publicó la primera edición del libro que fundó la biología evolutiva moderna. Su título original es un poco más largo de como lo conocemos: “Sobre el origen de las especies por medios de selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida”.

A pesar de ese enorme título, más común para textos científicos especializados, el libro de Darwin se convirtió en un best seller: las 1200 copias de su primera edición se vendieron casi de inmediato. Así una segunda edición de 3000 ejemplares se tuvo que sacar a la venta apenas un par de meses después, en enero de 1860.

Un largo viaje

No queda duda del valor científico del libro en el que Darwin organizó sus conclusiones sobre la evolución de los seres vivos, a partir de las evidencias que reunió en sus viajes por el mundo.

“El origen de las especies”, título con el que se le publicó después de su sexta edición, contenía las observaciones que Charles Darwin hizo a partir de su viaje de expedición por el mundo, en el bergantín de la Marina Real Británica Beagle.

Darwin, como muchos naturalistas de su época, se embarcó en un largo viaje por el mundo para hacer observaciones de la naturaleza: el viaje del Beagle lo llevó por las costas de África, Oceanía y América del Sur, entre 1831 y 1836.

Aunque colegas suyos, como el geólogo Charles Lyell presionaron a Darwin por mucho tiempo para que publicara sus conclusiones, este se tomó todo el tiempo que consideró necesario, por lo que su obra vio la luz tres décadas después de la conclusión de su viaje.

Sus colegas científicos lo alentaban a que lo escribiera en forma de un artículo científico, pero Darwin quería escribir un libro, para llegar a un público más amplio, lo que hizo al final y contribuyó a su trascendencia social.

Pero la fama no llegó sola: Darwin y su teoría de la evolución, reunieron muchos detractores. No solo recibió insultos y burlas en la prensa, sino que hubo autores que escribieron libros para intentar refutar los argumentos de la evolución, usando más bien creencias e ideas, cuando lo que el naturalista británico mostraba eran evidencias científicas.

Lucy in the Sky with Diamonds

Parte de las evidencias científicas que apoyan la teoría de la evolución es la existencia de fósiles que muestran los cambios que han tenido los seres vivos de la Tierra.

Y un fósil muy famoso también festeja su cumpleaños el 24 de noviembre: Lucy, el esqueleto fosilizado de un homínido femenino, originario de Etiopía.

Lucy fue llamada así, porque el día de su descubrimiento, el 24 de noviembre de 1974, los miembros de la expedición escuchaban el éxito de los Beatles Lucy in The Sky with Diamonds. Así que al paleontólogo Donald Johanson que participó en el descubrimiento, le pareció adecuado llamar así a este espécimen de Australopithecus afarensis.

Por supuesto Lucy tiene mucho más que los 47 años de su descubrimiento: su antigüedad es de aproximadamente 3.2 millones de años, lo que hace de ella uno de los ancestros más antiguos del género Homo, al que pertenecemos los seres humanos.

Así que sin duda, el 24 de noviembre es un buen día para que celebremos a esta Lucy, aunque no esté en el cielo con diamantes, y también a Darwin y sus ideas sobre la evolución.

Tags

Lo Último


Te recomendamos