Ciencia

Las personas que toman café caminan mil pasos adicionales en el día, asegura estudio

El café aumenta la actividad física pero reduce el sueño, el enésimo dilema de los estudios sobre su ingesta.

Un café en la mañana basta para que durante el resto del día demos mil pasos adicionales. Un estudio de la Universidad de San Francisco, en California, Estados Unidos, asegura tomar un café con leche, un expreso u otros podría ayudar a aumentar el recuento de pasos por día, y por la tanto, la actividad física.

Los académicos realizaron un ensayo aleatorizado, en el que participaron 100 voluntarios adultos que usaban dispositivos de ECG (electrocardiograma) de registro continuo que hicieron un seguimiento de la ingesta de cafeína, el movimiento, el sueño y la salud durante dos semanas.

Si bien la ingesta de café ha sido señalada por tener efectos perjudiciales para la salud a corto plazo, estudios como este defienden sus beneficios.

Los días que los voluntarios tomaban café, caminaban 1.000 pasos adicionales durante los días en que no tomaban café, explicó el equipo, y cada taza adicional aumentaba en 600 la cantidad de pasos.

Sin embargo, beber café pareció reducir la duración del sueño en 36 minutos para la primera taza y en 18 minutos adicionales por cada taza adicional, explica la investigación presentada en las sesiones científicas de 2021 de la American Heart Association y citada en el sitio web del Daily Mail.

La compleja relación entre el café y la salud

Este fue el primer ensayo aleatorio que investiga las consecuencias del consumo de café en tiempo real y que es parte de una extensa lista de investigaciones que indagan sobre la compleja relación entre el café y la salud de los consumidores.

Gregory Marcus, autor principal del estudio, habló acerca de la investigación en las sesiones: “El café es la bebida más consumida en el mundo, pero sus efectos sobre la salud siguen siendo inciertos”.

Si bien la mayoría de los estudios observacionales a largo plazo han sugerido múltiples beneficios potenciales de beber café, este es el primer ensayo aleatorizado que investiga las consecuencias fisiológicas en tiempo real del consumo de café”.

Los participantes usaron sensores y monitores, dispositivos de muñeca para rastrear la actividad física y el sueño, y monitores continuos de glucosa para rastrear los niveles de azúcar en sangre durante dos semanas. Los investigadores también obtuvieron muestras de ADN de saliva de los participantes para evaluar variantes genéticas que pueden afectar el metabolismo de la cafeína.

Resultados

En el estudio, el consumo de café se registró en tiempo real a través de un “botón de marca de tiempo” en el monitor de ECG, y los viajes a las cafeterías se rastrearon con geotracking en un dispositivo. También hubo cuestionarios diarios para los voluntarios, que detallaban cuánto café consumían cada mañana.

El equipo descubrió que el consumo de café conducía a un aumento del 54 por ciento en un tipo de latidos cardíacos anormales que se originaban en las cámaras inferiores del corazón.

Sin embargo, encontraron que beber más café también se asoció con menos episodios de taquicardia supraventricular, un ritmo cardíaco anormalmente rápido que surge de las cámaras superiores del corazón. También se asoció el consumo a más actividad física y menos sueño.

Una mayor actividad física, que parece ser impulsada por el consumo de café, tiene numerosos beneficios para la salud, como menores riesgos de diabetes tipo 2 y varios cánceres, y se asocia con una mayor longevidad”, declaró el doctor Marcus.

El autor de la investigación concluyó: “Los latidos cardíacos anormales más frecuentes de las cámaras superiores del corazón influyen en el riesgo de fibrilación auricular, y los latidos anormales más frecuentes de las cámaras inferiores, o ventrículos, aumentan el riesgo de insuficiencia cardíaca. Estos resultados destacan la compleja relación entre el café y la salud”.

Tags

Lo Último

Te recomendamos