Ciencia

3 libros más allá de Cosmos para recordar a Carl Sagan en su cumpleaños

Hace 87 años nació este astrónomo, divulgador y escritor

Carl Sagan nació el 9 de noviembre de 1934, en Nueva York, por esa razón este día se dedica en memoria de este excepcional científico y divulgador de la ciencia.

Desde niño Sagan tuvo interés en la ciencia y la tecnología, pero también el arte, quizá de ahí nació su estilo tan particular de comunicar la ciencia, que es casi poético y que podemos ver reflejado en la serie de televisión Cosmos: Un viaje personal.

Esa serie de 13 capítulos, producida por la cadena de televisión pública estadounidense, PBS, fue transmitida en 1980, y ganó un Premio Emmy por sus efectos especiales, que eran muy novedosos para su época.

Después del éxito de Cosmos, Carl Sagan, junto con su esposa Ann Druyan -también guionista de las serie-, escribió un libro del mismo título y de 13 capítulos, retomando los temas que se muestran en la serie.

Pero ese no fue el único libro que escribió: Carl Sagan fue un escritor muy prolífico, escribiendo no solamente divulgación sino también ficción.

El cerebro de Broca

Este libro es una recopilación de artículos y ensayos escritos por Sagan antes de la producción de Cosmos: entre 1974 y 1979.

“Paul Broca fue cirujano, neurólogo y antropólogo, una de las figuras más prominentes de la medicina y la antropología del siglo pasado”, dice Carl Sagan en el artículo que le da nombre a este libro, refiriéndose al médico francés, que en vida se dedicó a estudiar el cerebro y descubrió lo que se llama el área de Broca: una parte de la corteza cerebral que está relacionada con el lenguaje.

Al morir, Broca quiso que su propio cerebro se uniera a la colección de estos que él tenía y que ahora está en El museo del Hombre, en París.

Pero el libro no solamente es sobre cerebros: en muchos textos Sagan se dedica a refutar ideas pseudocientíficas: tan comunes a finales del siglo XX, como ahora.

Contacto

Este no es un libro de divulgación, sino una novela de ciencia ficción que Sagan escribió en 1985. Aunque tal vez ustedes recuerden mucho más la película de 1997 dirigida por Robert Zemekis, y protagonizada por Jodie Foster y Matthew McConaughey, basada en esta novela.

En ella, Carl Sagan plantea quizá muchas de sus esperanzas de hacer contacto con otros seres inteligentes que pudieran habitar el Universo al mismo tiempo que nosotros. Pero no lo hace solo desde una perspectiva poética, sino desde la posibilidad científica y técnica real de poder intercambiar mensajes a través de radiotelescopios, por ejemplo.

El mismo Sagan fue promotor de proyectos como el disco de oro de las naves Voyager que se lanzaron en 1977, cuyo objetivo era explorar el sistema solar, pero que dado que podrían llegar más lejos, llevan ahí un disco, con cierta información sobre la humanidad: como una botella lanzada al mar con un mensaje. En este caso, al océano cósmico.

Un punto azul pálido

Este libro de 1994 se considera como una “secuela” de Cosmos -tanto la serie, como el libro-. En el Sagan plantea varias ideas científicas, pero también filosóficas sobre el lugar de la humanidad en el Universo. Pero no solamente el lugar físico: la Tierra, es punto azul pálido en el que vivimos, sino también el sitio que nos corresponde en el Universo, como especie.

Su título viene del nombre de una fotografía tomada en 1990 por la nave Voyager 1, cuando se adentraba en el Sistema Solar, y en dónde la Tierra se ve apenas como eso: un punto azul pálido.

Tags

Lo Último


Te recomendamos