Ciencia

Una mujer ciega en España recibió un implante cerebral que le permitió ver formas simples

Este experimento podría aumentar la independencia de las personas ciegas.

Científicos del John A. Moran Eye Center de la Universidad de Utah y expertos de la Universidad Miguel Hernández de España hicieron públicada una nueva investigación, que describe un experimento que creó con éxito un tipo de visión artificial para una mujer que depende de un implante cerebral.

La voluntaria, Verna Gómez, una mujer ciega de 60 años, recuperó la visión de tal manera que tiene la capacidad suficiente de ver formas simples, gracias a un implante que se conoce como prótesis de Moran | Cortivis, que permitió que la paciente volviera a ver.

En el estudio, llamado “Percepciones visuales evocadas con una matriz de microelectrodos intracortical de 96 canales insertada en la corteza occipital humana” y publicado en The Journal of Clinical Investigation, los autores detallan cómo la prótesis de Moran | Cortivis produjo una forma simple de visión para Berna Gómez, de 60 año.

Los investigadores trabajaron con Gómez durante seis meses y aseguran que la prótesis que produjeron podría aumentar la independencia de las personas ciegas en todo el mundo.

Gómez pudo identificar líneas, formas y letras simples con el implante activo y recibiendo datos de unos lentes especiales. Los científicos utilizaron un videojuego de Los Simpsons para ayudarla a practicar el uso de la prótesis, lo que dejó resultados que demostraron la seguridad y eficacia del sistema y marcan un paso significativo hacia la restauración de la visión perdida, una de las grandes preocupaciones globales que ha llevado a los expertos a encontrar métodos para mejorar la vista de las personas.

El proceso de implantación de la matriz

Implantar la matriz de electrodos, desarrollado por la Universidad de Utah, fue difícil y requirió neurocirugía para implantar una matriz de microelectrodos en su corteza visual, detalla Slash Gear en el reporte de su sitio web.

Esa matriz puede registrar y estimular las actividades eléctricas de las neuronas dentro del cerebro. Aparte del implante cerebral, otra parte del sistema son los referidos lentes, equipados con cámaras de video en miniatura que funcionan con software especializado. El programa codifica los datos visuales que recopiló la cámara y los envía al implante alojado en el cerebro.

La matriz de electrodos puede estimular a las neuronas para que produzcan fosfenos que Gómez podría percibir como puntos blancos de luz, que crean una imagen. La voluntaria había estado ciega durante 16 años en el momento de los experimentos y los investigadores manifestaron que su cirugía no presentó complicaciones y que el implante no afectó a ninguna neurona cercana a los electrodos, ni afectó la corteza subyacente.

Estos resultados son muy emocionantes porque demuestran tanto la seguridad como la eficacia. Hemos dado un paso adelante significativo, mostrando el potencial de este tipo de dispositivos para restaurar la visión funcional de las personas que han perdido la vista”, expresó Eduardo Fernández, uno de los autores del estudio.

Tags

Lo Último

Te recomendamos