Ciencia

Los asteroides y cometas golpearon la Tierra diez veces más de lo estimado hasta ahora

Los niveles de oxígeno en la atmósfera disminuyeron enormemente.

Colisión de un asteroide contra la Tierra

Entre hace 2.500 y 4.000 millones de años, varios asteroides y cometas se estrellaron contra la Tierra, disminuyendo los niveles de oxígeno en la atmósfera. Una reciente investigación descubrió que estos golpes ocurrieron diez veces más de lo estimado.

La Universidad de Harvard dirigió el estudio, junto con el Southwest Research Institute.

Los impactos ocurrieron cada 15 millones de años.

Algunos de los asteroides tenían casi diez kilómetros de ancho, de acuerdo con los científicos, liderados por Simone Marchi, del Southwest Research Institute de Colorado.

Nadja Drabon, profesora asistente de Ciencias de la Tierra y Planetarias de Harvard, explicó la importancia del hallazgo.

“En los últimos años, se han encontrado pruebas de una serie de impactos adicionales que no se habían reconocido antes”, indica Drabon.

El nuevo estudio sobre el impacto de los asteroides en la Tierra y su influencia en el oxígeno

Los modelos de bombardeo planetarios existentes subestiman la frecuencia con la que los asteroides y cometas golpearon la Tierra. Gracias al estudio publicado en Nature Geoscience, la nueva tasa de colisión más alta amplía la frecuencia.

El grupo de científicos analizó los registros de trazos ordinarios de roca, que en realidad son evidencias de antiguos golpes, denominados esférulas de impacto. Las capas de esférulas aumentaron el número total de eventos de impacto conocidos en la Tierra antigua.

“Básicamente haces largas caminatas y miras todas las rocas que puedes encontrar, porque las partículas de impacto son muy pequeñas. Se pierden muy fácilmente”, señaló Drabon.

La enorme cantidad de impactos afectó a la atmósfera y sus niveles de oxígeno. “El oxígeno libre en la atmósfera”, refiere Drabon, “es fundamental para cualquier ser vivo que use la respiración para producir energía. Sin la acumulación de oxígeno en la atmósfera, probablemente no existiríamos”.

Los investigadores sostienen que los golpes se llevaron la mayor parte del oxígeno de la atmósfera, manteniéndolos relativamente bajos. Hace 2.400 millones de años, con un descenso de la cantidad de bombardeos, se estabilizó el nivel de oxigenación.

“A medida que pasaba el tiempo, las colisiones se volvieron progresivamente menos frecuentes y demasiado pequeñas para poder alterar significativamente los niveles de oxígeno luego del Gran Evento de Oxidación”, explica Simone Marchi, la jefa del grupo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos