Ciencia

Comunidad científica en alerta tras hallar partículas de microplástico en la sangre de vacas y cerdos por primera vez

El material sintético ganaría terreno instalándose en la cadena alimentaria y podría generar serios problemas de salud.

La pandemia que generó el covid-19 quizás no es el mayor problema al que se ha enfrentado la humanidad. El fenómeno de la contaminación representan consecuencias de las que todavía no se tiene idea del nivel de magnitud que puede llegar a alcanzar. Un reciente estudio que encuentra partículas de micropástico en la sangre de cerdos y vacas, por primera vez en la historia, tiene alarmada a la comunidad científica.

Las partículas de microplástico ya se habían encontrado anteriormente en las partículas de los peces, en una región del Océano Pacífico. En ese momento, para las poblaciones que viven de estos alimentos, representó una alerta para la salud. Sin embargo, el hecho de que se registre en cerdos y vacas, significa que dicho material se está instalando fuertemente en la cadena alimenticia.

Por ahora este hallazgo es una alerta que podría causar problemas de salud a futuro. Pero los científicos están realizando análisis para determinar si “los microplásticos se pueden depositar en órganos o encontrar un camino hacia la leche materna, una vez que ingresen al torrente sanguíneo”, reseña Daily Mail.

En caso de que se instalen en estos dos escenario, las personas estaríamos de frente hacia una nueva amenaza de toxicidad aun no explorada. Las partículas de microplásticos son la consecuencia a las millones de toneladas de desechos presentes en las extensiones oceánicas y campos del mundo.

En la actualidad existen alternativas para ir eliminando poco a poco el uso del plástico. No obstante, aunque puede funcionar, es una medida tardía, debido a la instalación del material contaminante en el planeta.

Las vacas y cerdos analizados

El portal citado explica que en el estudio realizaron análisis de 12 vacas y seis cerdos en un estudio que dirigió la profesora Heather Leslie, de la Universidad de Vrije en Amsterdam. La experta menciona que los riesgos todavía no se pueden contabilizar, debido a que primero se debe analizar el nivel de toxicidad.

“Hemos descubierto evidencia preliminar de trazas de partículas de plástico en el torrente sanguíneo de los animales de granja. Es de interés para la protección de la salud humana y animal explorar más a fondo esta señal incipiente de exposición a la contaminación plástica en la cadena alimentaria”, dijo la profesora Heather.

“Ya sabemos que cientos de otros animales también tienen microplásticos en sus cuerpos. Pero en vacas y cerdos, no se había descubierto antes. Si desea evaluar los riesgos, primero debe saber cuál es la exposición real y qué tan tóxica es. Si estamos por encima de los valores que aún son seguros y responsables, entonces tenemos que hacer algo al respecto”, finalizó, según el portal británico.

Tags

Lo Último

Te recomendamos