Ciencia

Gatos sanos tienen una bacteria que se podría usar para fabricar un antibiótico que cura infecciones en la piel

Científicos de la facultad de medicina de la Universidad de California hicieron pruebas efectivas en piel de ratones.

Los gatos sanos tienen en su organismo una bacteria que podría ser funcional para fabricar antibióticos que curen infecciones en la piel de las personas. Un equipo científico de la Universidad de California en San Diego hizo los primeros experimentos efectivos en la piel de ratones.

El éxito de los científicos norteamericanos en la piel de los roedores, los hace comenzar a mirar hacia la búsqueda de autorización para realizar ensayos clínicos en personas. Sin embargo, hacia dónde apuntan principalmente, es hacia un tratamiento contra enfermedades en la piel de perros e irónicamente, también los gatos.

Según lo explican en una publicación de Eureka Alert, la piel en sí es un reservorio de cientos de especies bacterianas. Todas desempeñan un rol fundamental en la salud de los mismos tejidos de las especies. No obstante, algunas podrían fallar en algún determinado momento, dándole paso a las afecciones de salud.

“Nuestra salud depende absolutamente de estas bacterias ‘buenas’. Dependen de nuestra piel sana para vivir y, a cambio, algunos de ellos nos protegen de las bacterias ‘malas’. Pero si nos enfermamos, las bacterias ‘malas’ pueden aprovechar nuestras defensas debilitadas y causar una infección”, detalla Richard L. Gallo, presidente del Departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina de la UC San Diego y autor de esta investigación.

Bacteria Staphylococcus pseudintermedius

Precisamente hablando de bacterias buenas, el experto señaló la presencia de un organismo llamado Staphylococcus pseudintermedius, presente en los gatos y según las demostraciones del estudio, resistentes a la meticilina (MRSP). Esta es una bacteria que se encuentra frecuentemente en los animales domésticos. La misma podría llegar a ser infecciosa, cuando los consentidos de casa están enfermos.

Detallan que la MRSP causa dermatitis atópica grave o eccema. Y además, es contagiosa entre especies. Situación que vuelve vulnerables a los animales que tenemos en casa y que ocasionalmente sacamos a pasear en el parque. Los científicos además advierten que en un bajo porcentaje, pero posible, esta bacteria puede saltar y afectar la piel de las personas.

De esta manera los científicos hicieron un extenso trabajo de investigación de diferentes bacterias que están presentes en la piel de los gatos. A las mismas las hicieron desarrollarse en los entornos de la MRSP, para notar cual lograba afectar su avance.

En este sentido, después de varias pruebas, los científicos identificaron a una llamada Staphylococcus felis. “La cepa produce de forma natural múltiples antibióticos que matan al MRSP al alterar su pared celular y aumentar la producción de radicales libres tóxicos”, escribió el portal citado en su publicación.

“La potencia de esta especie es extrema. Es muy capaz de matar patógenos, en parte porque los ataca desde muchos lados, una estrategia conocida como ‘polifarmacia’. Esto lo hace particularmente atractivo como terapéutico”, expresó el profesor Gallo.

Tags

Lo Último

Te recomendamos