Ciencia

Estudio sugiere que las llamadas dietas de falso ayuno ofrecen beneficios para la salud

Durante dos años aplicaron experimentos en ratones. Todavía no hay pruebas en humanos.

Las dietas para perder peso abundan en cualquier sitio de salud o directamente en un profesional que se dedique a este rubro. Algunos son más estrictos que otros, pero en definitiva funcionan. La verdadera pregunta debería estar en cuál de los métodos encontramos al más saludable.

Una reciente investigación sugiere, tras varios experimentos en ratones, que una polémica dieta es capaz de ejercer un método altamente efectivo y además ofrecer beneficios para la salud cardiovascular.

Se trata de las llamadas dietas de ayuno falso. Un estudio realizado por científicos de la Universidad de California, encontró que estos regímenes mejoraron la salud del corazón de los ratones y añadió tiempo a su expectativa de vida. Un hallazgo que los hace sugerir este tipo de alimentación.

Las dietas de ayunos falsos pueden ejecutarse de varias formas. Pero los científicos probaron con una que imita la restricción de alimentación de varios días. Lo hacen, a través de alimentos bajos en calorías durante las jornadas en donde no deberían comer.

Entonces, el cuerpo no se somete a la prueba radical de dejar de comer. Y al consumir pocas calorías se engaña al sistema que está en pleno cambio de metabolismo, según lo explica el portal de la Universidad de California.

“Los hallazgos apuntan al potencial de usar una dieta que imita el ayuno como “medicina”, según los investigadores. Una dieta que imita el ayuno, o FMD, es una dieta baja en calorías que “engaña” al cuerpo para que ayune”, detallaron en el sitio de la USC.

La dieta en los ratones

Para el estudio, los científicos dividieron a los ratones en grupos. El primero comió una dieta alta en calorías y grasas. En consecuencia, el resultado de este tipo de alimentación hizo que los roedores perdieran su calidad de salud y aumentaran exponencialmente de peso.

El segundo grupo, consumió también alimentos altos en grasas y calorías, pero solo por cuatro semanas. Es decir, los engordaron, para posteriormente hacer que pasen cinco días de alimentos bajos en calorías y dos con una dieta normal y saludable.

Tras esta prueba del regreso a la buena alimentación, los científicos detectaron que los ratones no solo perdieron peso rápido, sino que además mejoraron en sus niveles de presión arterial y colesterol.

“En particular, los ratones que consumieron la dieta que imitaba el ayuno durante cinco días de cada mes vivieron tanto como un tercer grupo de ratones que se alimentaron constantemente con una dieta saludable”, detallaron en la publicación.

Finalmente, el autor principal de este estudio, el director del Instituto de Longevidad de la Escuela de Gerontología Leonard Davis de la USC, Valter Longo, dijo: “El estudio indica que es posible que los ratones consuman una dieta relativamente mala que se compensa con cinco días de una dieta que imita el ayuno. Nuestro mayor descubrimiento es que intervenir con esta dieta hizo que sus corazones fueran más resistentes y funcionaran mejor que los ratones que solo comían una dieta alta en grasas y calorías”.

Tags

Lo Último

Te recomendamos