Ciencia

Experimento de inyección de algas en el corazón de renacuajos podría ser vital para mantener con vida a un paciente que sufrió un ACV

Durante un accidente cerebrovascular se tapa alguna arteria que mandan oxígeno al cerebro.

Un experimento que se basa en un principio de la biología, que todos vemos en la escuela secundaria, podría ser vital para tratar a una persona que haya sufrido un accidente cerebrovascular (ACV). Científicos de una universidad de Alemania inyectaron algas directamente al corazón de un renacuajo que no tenía la capacidad para respirar. Esta acción proporcionó oxígeno suficiente al cerebro de la larva, para recuperar las neuronas perdidas.

Según lo reseña Daily Mail los científicos a cargo de esta investigación pertenecen a la Universidad Ludwig-Maximilians-University, en Múnich. Explicaron que la inyección de algas en cada renacuajo rescató de forma eficaz las neuronas que se pierden cuando el cerebro se queda sin oxígeno. Detallaron que con cada latido del corazón, las algas se trasladaron por los vasos sanguíneos hasta el cerebro, para llenar a este órgano de vida.

Además, los científicos presenciaron que con los latidos del corazón inyectado con algas, el sistema logró también bombear oxígeno hacia algunas células cercanas. Dicho proceso lo comparan con el trabajo natural que realiza la fotosíntesis.

Los científicos de la casa de estudios alemana demostraron su experimento con un video de YouTube que posteamos al final de esta misma reseña. Por ahora, este mismo proceso es imposible de aplicar en un paciente con ACV, pero es sin duda un avance maravilloso que genera una esperanza para salvar vidas.

Un regreso inesperado

Las lesiones cerebrales a causa de la falta de oxígeno son en muchas ocasiones irreversibles. Entonces, encontrar una sustancia o método para evitar esta afección, es realmente el hallazgo que se persigue con este experimento.

“Las algas en realidad produjeron tanto oxígeno que podrían devolver la vida a las células nerviosas. Para muchas personas, suena a ciencia ficción, pero después de todo es la combinación perfecta de esquemas biológicos y principios biológicos”, explica Hans Straka de la Universidad Ludwig-Maximilians.

Posterior a los primeros resultados, los científicos realizaron otro experimento de inyección de algas en el corazón de un renacuajo. En primer lugar, esperaron que se agotara el oxígeno en el cerebro de los anfibios hasta ver una disminución neuronal. Entonces, realizaron el proceso de inyección y su actividad de reanudó en un periodo de 15 a 20 minutos.

Dicen en la publicación del Daily Mail que los científicos aseguran que los nervios revividos funcionaron igual o incluso mejor que antes de la pérdida de oxígeno.

“Logramos mostrar el experimento de prueba de principio con este método. Fue increíblemente confiable y robusto, y en mi opinión, un enfoque hermoso. Trabajar en principio no significa realmente que puedas aplicarlo al final, pero es el primer paso para iniciar otros estudios”, apuntó Straka, autor principal de la investigación.

Las barreras que este método encuentra para los seres humanos es que las algas no son compatibles con el organismo humano. Además, funcionan mejor en renacuajos debido a que estas pequeñas larvas son transparentes. Por lo tanto, permite la entrada de luz y esto activa el proceso de fotosíntesis.

Sin embargo, como lo explican los mismos expertos, es un paso hacia adelante en los métodos para tratar los accidentes cerebrovasculares.

Tags

Lo Último

Te recomendamos