Ciencia

La detonación de una bomba nuclear megatón contra un asteroide con rumbo a la Tierra lo detendría en un 99%, asegura estudio

Los expertos insisten en que la estrategia debe basarse en un ataque anticipado.

Disparar una bomba nuclear de megatón contra un asteroide en curso de colisión sobre la Tierra podría evitar que el 99 por ciento de la roca golpee nuestro planeta, deteniendo el impacto en casi su totalidad, asegura un estudio de la Universidad Johns Hopkings, en Baltimore, Estados Unidos.

Los académicos encontraron que una bomba como la referida, al explotar cerca de la superficie del asteroide, lo destruiría sin dejar miles de fragmentos grandes aún que pudieran caer sobre la Tierra.

Cada dos años, el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California ejecuta una simulación sobre el resultado del impacto de un asteroide.

Este año, un asteroide ficticio de 329 pies (100 metros), apodado 2021 PDC, no se detectó hasta que solo pasaron seis meses de golpear el planeta, por lo que no hay tiempo suficiente para enviar una nave espacial para empujarlo o tomar ninguna acción en el planeta para salvar muchas vidas, explica el Daily Mail en su reporte.

Al respecto, Patrick King, el autor principal estudio de la Johns Hopkings, declaró en Gizmodo: “Si empleamos una técnica robusta de disrupción nuclear al menos un mes antes del impacto, podemos evitar que el 99 por ciento o más de la masa impactante golpee la Tierra”.

El laboratorio Lawrence Livermore lo explica mejor en el siguiente video:

El tiempo de anticipación del ataque es clave

Cuanto más grande sea el asteroide que se dirige al planeta, con más anticipación se necesitará disparar la bomba nuclear para evitar que los fragmentos grandes sigan causando un daño incalculable.

Todavía es posible que el 99 por ciento de los fragmentos resultantes de un gran asteroide no llegue a la Tierra, pero es importante golpearlo con seis meses de anticipación, en lugar de uno o dos meses con una roca más pequeña.

Empleamos varias aproximaciones para hacer factible el estudio, pero creemos que hemos capturado la física esencial necesaria para hacer observaciones generales sobre la disrupción nuclear como técnica. Definitivamente necesitamos apoyar más misiones espaciales para investigar sus propiedades con más detalle”, insistió King.

No siempre sería una opción viable, según King, quien dijo que siempre existe la posibilidad de que muchas piezas más pequeñas aún golpeen la Tierra, causando peores problemas que solo un gran impacto.

Al hacer varios fragmentos en lugar de un solo asteroide, es posible que multipliquemos la amenaza. Por otro lado, la interrupción tiene sus propias ventajas, y una interrupción podría tener éxito donde una desviación podría no tener éxito. Todo esto es parte del proceso de evaluación de qué técnica utilizar”, escribió King en el artículo publicado en la revisa Acta Astronáutica.

Incluso si solo nos enteramos de la roca en el último minuto, aún podría ser posible “reducir significativamente la escala del desastre si interrumpimos el objeto en tan solo dos semanas antes del impacto”, afirma Patrick King.

El lanzamiento de la bomba puede ser desde el suelo

El equipo de la Universidad Johns Hopkins cree que bastaría con disparar la bomba nuclear al asteroide desde el suelo y analizó el camino potencial de los muchos fragmentos resultantes de la explosión.

Para comprender el verdadero camino de los fragmentos de un asteroide destruido, el equipo simuló su órbita y trayectoria resultantes, rastreándolos desde la detonación de una megatón hasta su órbita resultante alrededor del sol.

Su simulación encontró que esta bomba masiva, 50 veces más poderosa que Little Boy, que destruyó Hiroshima en la Segunda Guerra Mundial, funcionaría si se enciende cerca de la superficie de una roca espacial de 328 pies en su camino hacia la Tierra.

Probaron sus hallazgos a cinco distancias diferentes del planeta, y encontraron que funcionaba en todos los casos, por lo que sería una opción viable para las llegadas inesperadas de asteroides. Obviamente, cuanto más antes del impacto se dispara la bomba nuclear, mejor.

Tags

Lo Último

Te recomendamos