Ciencia

Estudio encuentra que comer hongos podría ayudar a combatir la depresión

Científicos encontraron un elemento antioxidante en el alimento que influye en el estado de ánimo.

Diferentes estudios realizados durante años han encontrado los múltiples beneficios que tienen los hongos comestibles para la salud física. Los champiñones, los más comunes de todos, tienen una serie de elementos vitamínicos que fortalecen el sistema inmune y la respuesta corporal ante la presencia de enfermedades.

Pero una reciente investigación, realizada por científicos de la Universidad Penn State, encuentra que los hongos son una “medicina” que ayuda a combatir la depresión. Según lo reseña Slash Gear, los expertos que lideraron el estudio encontraron la clave en un antioxidante al que llaman ergotioneína.

Anteriormente esta misma sustancia había sido identificada como responsable de reducir los riesgos de cáncer en las personas. Entonces, científicos de Penn State analizaron nuevos datos sobre personas que acostumbran a incluir los hongos como los champiñones en las dietas y el estado de su salud mental.

En concreto, hay datos de alrededor de 24.000 adultos en los Estados Unidos. La información que recogieron corresponde al periodo entre los años 2005 y 2016. De esta manera, fue notorio que quienes incluyeron los hongos en sus comidas frecuentemente, mostraron una tendencia a sufrir menos de depresión. Dichos resultados fueron relacionados directamente al antioxidante ergotioneína.

“Los hongos son la fuente dietética más alta del aminoácido ergotioneína, un antiinflamatorio que los humanos no pueden sintetizar. Tener altos niveles de esto puede reducir el riesgo de estrés oxidativo, lo que también podría reducir los síntomas de la depresión”, dijo Djibril Ba, investigador principal de este estudio.

Otros compuestos

El antioxidante ergotioneína ha sido relacionado anteriormente con otro tipo de condiciones mentales como la esquizofrenia. No obstante, los investigadores también hallaron la participación de otros elementos que ayudaron a disminuir el riesgo de sufrir depresión.

Principalmente apuntaron al consumo de los champiñones blancos, que son la variedad de este tipo de alimentos más consumida en los Estados Unidos, según cifras que maneja Eureka Alert. Entonces, encuentran que en estos hongos hay una elevada presencia de potasio, sustancia de la que también se cree que reduce la ansiedad.

De igual forma, otras especies de hongos comestibles, especialmente los científicamente llamados Hericium erinaceus, y conocido además como Lion’s Mane, son capaces de estimular la expresión de factores neurotróficos como la síntesis del factor de crecimiento nervioso. Por lo tanto, esto podría tener un impacto en la prevención de trastornos neuropsiquiátricos, incluida la depresión.

Algo que todavía no está claro para los investigadores, es la cantidad de hongos necesaria para poder empezar a combatir la depresión. Dicen que lo que observaron fue un estudio generalizado en el consumo frecuente de los champiñones.

Tags

Lo Último

Te recomendamos