Ciencia

Descubren fósil de un aterrador dinosaurio con cara de cocodrilo que vivió en la Tierra hace 125 millones de años

Encontraron una pila de aproximadamente 50 huesos. El dinosaurio habitó la zona de la Isla de Wight, en Inglaterra.

La Isla de Wight, en Inglaterra, destaca estos últimos días por un sorprendente descubrimiento prehistórico. En la playa de Brighstone encontraron los restos de un par de ejemplares de un aterrador dinosaurio con cara de cocodrilo. El animal habitó esta zona británica hace 125 millones de años y además de ser carnívoro, tenía unos ocho metros de altura.

Según lo reseña Daily Mail, el hallazgo fue obra de la Universidad de Southampton. La pareja, de tamaño similar al de un Stegosaurus, tiene características nunca antes descritas por otros científicos. Por lo tanto, se trata de una nueva especie.

Explica el portal citado que los paleontólogos de Southampton encontraron una pila de aproximadamente 50 huesos entre los dos ejemplares. Ambos, aunque de la misma familia, tenían notorias diferencias que los científicos lograron determinar, con la gran cantidad de material óseo hallado.

Una “garza infernal”

Entre los dos ejemplares encontrados, hay uno al que califican como “más feroz”. Dicen que tiene una serie de cuernos bajos y protuberancias en la zona de la frente. Detectaron que tenía un estilo de caza parecido al de una garza, y su cráneo es muy similar al de un cocodrilo. Por lo tanto la llamaron Ceratosuchops inferodios, que significa “garza infernal con cara de cocodrilo cornudo”, publicaron en el medio citado.

Mientras que al segundo lo bautizaron como Riparovenator milnrerae, que viene a ser algo como “el cazador de ibera de Milner”. Su nombre es en honor a la paleontóloga del Reino Unido Angela Milner, recientemente fallecida.

Los científicos que se aventuraron en la expedición no se toparon con los 50 huesos en un golpe de suerte. Su hallazgo fue un trabajo que se extendió durante años a partir de rocas que forman parte de la Formación Wessex, sedimentos que tienen aproximadamente 125 millones de años.

El Dr. Neil J Gostling, supervisor del trabajo de investigación resalta que con este hallazgo se encuentra que en la costa sur británica había una ecología ampliamente diversa, en la era del Cretácico Temprano. Esta información ni siquiera se teorizaba debido a que el anterior hallazgo similar en la misma zona, había sido el Baryonyx, en 1983.

Entonces, al ser estos dos nuevos, dinosaurios diferentes pero de familias similares, se sostiene que la diversidad de dinosaurios en la zona era mucho mayor de lo que se pensaba.

Al incansable trabajo científico, también hay que darle crédito a un grupo de cazadores de fósiles que dieron los primeros pasos encontrando parte de sus hocicos. Y cuando los paleontólogos de Southampton tomaron el control de la zona, no los alejaron y se mantuvieron excavando junto a ellos.

“Es el hallazgo más raro y emocionante que he hecho en más de 30 años de recolección de fósiles”, dijo el coleccionista de fósiles Brian Foster, gran contribuyente en este estudio.

“Después de que se encontraron los dos hocicos, nos dimos cuenta de que esto sería algo raro e inusual. Luego se volvió cada vez más sorprendente cuando varios coleccionistas encontraron y donaron otras partes de este enorme rompecabezas al museo”, añadió Jeremy Lockwood, colega de Foster y residente de la Isla de Wight.

Con todo el material en mano los científicos no perdieron el tiempo y realizaron esta majestuosa ilustración para mostrar cómo se habría visto este dinosaurio mientras vivió.

Tags

Lo Último

Te recomendamos