Ciencia

Encuentran extraño fósil blindado de espiga de un dinosaurio diferente a cualquier otro registro que se tenga del reino animal

El hallazgo fue en unas montañas de Marruecos. Habría vivido en la Tierra hace 168 millones de años.

Encontrar un fósil de dinosaurio no es una acción diaria en el mundo de la paleontología. Ahora imaginen que el hallazgo es inédito en esta área de estudio de la ciencia. Pero además, súmenle que el periodo en el que este animal vivió, fue hace 168 millones de años. Y por último que este gigante prehistórico es totalmente diferente a cualquier registro que se tenga de la actualidad o antepasado del reino animal.

Eso fue lo que logró un equipo de científicos en el que participaron expertos del Museo de Historia Natural de Londres (NMH, por sus siglas en inglés). Reseña Daily Mail, con fotos incluidas, que los investigadores hallaron un extraño fósil de espiga blindado, en las montañas de Marruecos.

El sitio específico donde encontraron este fósil es una localidad llamada Atlas Medio, en Marruecos. El portal citado indica que tal parece que este mismo sitio es un reservorio de dinosaurios viejos, pues allí también hallaron el estegosaurio más antiguo detectado hasta la fecha.

El fósil de dinosaurio

La pieza encontrada por los científicos tiene unas especies de picos que en vida del animal, se fusionaban con sus costillas. Dicha ubicación y acción del cuerpo es realmente inusual para este dinosaurio al que categorizan entre los anquilosaurios. Por lo general, explican, esta parte estaría conectada con los tejidos de la piel.

Al Anquilosaurio lo contabilizan dentro de los estegosaurios. Sin embargo, por las características que presenta la pieza encontrada, los científicos dicen que están ante un animal inédito para la investigación de fósiles.

Por lo tanto, una de las investigadoras líderes del hallazgo, Dra. Susannah Maidment, del NMH, llamó a la bestia: Spicomellus afer, que significa collar de púas y África, publicó el sitio británico.

“Al principio pensamos que el espécimen podría ser parte de un estegosaurio, ya que lo habíamos encontrado previamente en el mismo lugar. Pero en una inspección más cercana, nos dimos cuenta de que el fósil no se parecía a nada que habíamos visto jamás”, dijo Maidmet.

Es tan extraña la pieza hallada por el equipo londinense, que en un momento se plantearon la posibilidad de que se tratara de una broma pesada o simplemente un fósil falso. Sin embargo, lo llevaron para realizarle las correspondientes pruebas tomográficas y arrojo resultados positivos.

Explicaron que la tomografía demostró que una sección transversal en la base de la pieza reveló un patrón de trama cruzada en el hueso. Dicha característica determinó la identidad de la bestia, pues esta es exclusiva de los anquilosaurios.

“Los anquilosaurios tenían púas blindadas que generalmente están incrustadas en la piel y no fusionadas con los huesos”, añadió la Dra. Susannah.

No está claro como se veía este animal. Pero con los datos recolectados de otros anquilosaurios, sería algo similar a esta ilustración de Shutterstock que publica el Daily Mail.



Tags

Lo Último

Te recomendamos