Aplicaciones

¿Telegram la nueva dark web?: estudio revela que cibercriminales prefieren la app

Un nuevo estudio revela que Telegram se está posicionando como punto de confluencia para criminales cibernéticos que dejan atrás la dark web.

Por años hemos alabado la existencia y desarrollo de Telegram como una de las plataformas más seguras, ágiles y privadas para sistemas operativos móviles y entornos de escritorio. Su cantidad de funciones es muy robusta y el anonimato de la aplicación hace más que atractivo su uso para cualquier actividad.

Por desgracia este factor parece que también se han convertido en uno de los elementos más atractivos para los cibercriminales. Esos que por años vivían refugiados en la dark web y que al parecer ahora están saliendo para usar Telegram.

El asunto es que no sólo se estaría convirtiendo en un punto de encuentro e interacción para ellos. Sino que también podría volverse un foco de riesgo para los usuarios vulnerables y no tan enterados de los riesgos que implica navegar por cualquier plataforma abierta.

Telegram está de moda...

Un estudio desarrollado por la firma Cyberint para el Financial Times acaba de encontrar que Telegram poco a poco se está convirtiendo en un refugio atractivo para ciber criminales. Todo en buena medida debido a la dinámica actual de la plataforma.

Donde el anonimato inherente de su esencia y las prácticas laxas de moderación entre grupos, canales y charlas permite encontrar toda clase de contenido a través del buscador de la app. Basta teclear el tema de interés para dar con alguna comunidad relativa al asunto.

Es así bajo este contexto que la firma de ciberseguridad encontró que los piratas informáticos ya venden y comparten filtraciones de bases de datos, de esas que sólo se encontraban en la Dark Web, ahora a través de Telegram.

La web oscura es de complejo acceso incluso hoy en día y requiere algunos conocimientos técnicos para garantizar el anonimato de nuestra actividad ahí. Pero en Telegram la gente de Cyberint pudo encontrar sin tanta complicación un grupo bajo el nombre de “combolist” con más de 47 mil usuarios activos en donde se vendía o compartía sin costo esta clase de datos privados filtrados.

En cifras, la investigación asegura que existe ya un aumento del 100% en el uso de Telegram entre los ciberdelincuentes, aunque la metodología para llegar a esa cifra no resulta bastante explícita y detallada.

De igual forma el estudio afirma que las búsquedas en Telegram de términos que suelen usar los piratas informáticos se “cuadriplicaron” entre 2020 y 2021. Lo que habla de una mayor recurrencia de este tipo de actividades.

De hecho, se estima que en 2020 se compartían alrededor de 172 mil enlaces en Telegram que llevaban a destino de la dark web. En lo que va de 2021 esa cifra habría superado a el millón de links.

El grupo referido en la investigación ha sido cerrado luego de que el Financial Times indagara directamente con la compañía sobre su existencia y permanencia en la plataforma.

Seguramente será cuestión de poco tiempo antes de que Telegram comparta su postura oficial sobre este fenómeno que no es su responsabilidad directa.


Tags

Lo Último


Te recomendamos