Espacio

SpaceX: Amazon retrasa Starlink porque “no puede competir”

Continúan los choques.

Continúa el conflicto entre Amazon y SpaceX. La empresa de Elon Musk denunció que el intento de la de Jeff Bezos de retrasar Starlink se debe a que “no puede competir” con ella.

La declaración se hizo ante la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), donde Amazon Kuiper Systems envió una nueva protesta contra el sistema de satélites Starlink. De acuerdo con la compañía de Bezos, la de Musk propone dos configuraciones diferentes para los casi 30 mil satélites de su Sistema Gen2”.

Según Amazon, SpaceX viola una regla que requiere que las aplicaciones no tengan inconsistencias internas.

El contraataque de SpaceX contra Amazon

La respuesta de los abogados de Musk no se hizo esperar.

“El historial de Amazon demuestra ampliamente que, a medida que se queda atrás de los competidores, está más que dispuesto a utilizar procesos regulatorios y legales para crear obstáculos diseñados para retrasar a esos competidores”, indica la presentación de SpaceX.

A decir de la empresa de Musk, si el FCC aprueba la protesta de Amazon, perjudicaría a los consumidores por negar “acceso a una competencia que se mueve más rápido”.

Explica Ars Technica que mientras SpaceX ya tiene más de 1.700 satélites en el espacio, proporcionando internet a más de 100 mil clientes en servicio Beta, la realidad de Amazon es distinta.

Jeff Bezos, fundador de Amazon y jefe de Blue Origin

El equipo de Bezos no comenzará a lanzar satélites sino hasta 2023.

La aspiración de Starlink es contar con 30 mil satélites, además de los casi 12 mil que tiene bajo licencia. Para ello propuso dos configuraciones: una primera que “distribuirá de manera más uniforme la capacidad de apuntar por latitud a múltiples inclinaciones”.

El fin es lograr “una cobertura global mejor y más consistente”.

La otra configuración usaría un número menor de satélites por avión que la primera, pero con un mismo objetivo: una cobertura sólida.

Sigue el duelo entre Bezos y Musk

Los enfrentamientos entre Bezos y Musk a raíz de estas protestas son reiterados y picantes. Recientemente el sudafricano bromeó en redes sociales: “Bezos se retiró para buscar un trabajo a tiempo completo, presentando demandas contra SpaceX”.

Antes lanzó otro dardo (que más bien parece una pedrada en el rostro): “Si el cabildeo y los abogados pudieran ponerlo en órbita, (Bezos) estaría en Plutón”.

En la actualidad, Bezos demandó a la NASA por aprobar a SpaceX por encima de Blue Origin en la lucha por llevar astronautas a la Luna. Esto mantiene el proyecto paralizado, mientras que los tribunales decidan sobre la solicitud.

La NASA le dio a la empresa de Musk un contrato para el sistema de aterrizaje por 2.9 mil millones de dólares. El presupuesto planteado por Bezos ascendía a 5.9 mil millones de dólares.

Anteriormente, Blue Origin elevó una queja a la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de Estados Unidos. El argumento: “La NASA debió haber cancelado o cambiado los términos del programa cuando se enteró de que no habría tenido suficiente dinero para financiar dos contratos distintos”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos