Sneakers

ÍCONOS / Adidas Campus, el hip hop convertido en zapatillas

Una nueva edición de ÍCONOS.

Son varios los casos de zapatillas que dieron el salto de las canchas deportivas a los escenarios, pero el Adidas Campus marca diferencias. Logró menor popularidad en el deporte y su explosión se debe en gran parte a música, el hip-hop en particular.

Hablemos de los Beastie Boys. En los años 80, este grupo creado en Brooklyn, Nueva York, por Michael Diamond (Mike D), Ada, Horovitz (Ad-Rock) y Adam Yauch (MCA), comenzó tocando hardcore punk hasta pasar al rap y al hip-hop. En este último estilo se convirtió en uno de los más reconocidos exponentes.

La vestimenta holgada, lentes oscuros y gorros de pesca se convirtieron en su marca registrada, más allá del pegadizo ritmo de sus canciones. Y a todo se le suma el uso de las Adidas Campus.

Prácticamente, el modelo lanzado en 1980 se erigió en “su” modelo.

Así son las Adidas Campus

La zapatilla sigue el estilo de otros clásicos como el Superstar y el Stan Smith: zapatillas de diseño limpio, unicolor, con las tres bandas tradicionales de Adidas a los lados. Sus punteras eran simples, no reforzadas como las Gazelle, y la lengüeta era de tamaño regular, no amplia como aquel modelo.

En el caso del Campus, es la evolución del Adidas Tournament, lanzado en 1970.

Para 1980, el Campus representaba un calzado más para jugar baloncesto, sin contar con una figura que lo impulsara, como era el caso de las Superstar con Kareem Abdul-Jabbar, la leyenda de los Bucks y los Lakers.

Aunque Adidas cesó la producción de las Campus en 1987, en los 90 tuvo que revivirlas. Y todo por la música.

Su adaptación a las culturas urbanas, en especial al mundo del hip-hop, ayudó al salto definitivo para su consagración.

El factor Run-D.M.C.

No solo los Beastie Boys popularizaron las Campus, sino también Run-D.M.C., Oasis y Blur. De un lado al otro del océano Atlántico, todos se rindieron a la sencillez y la comodidad de las zapatillas, con su parte superior en nubuck premium, con las tres rayas blancas en contraste y suela también de color blanco.

Run-D.M.C. nació en Queens, Nueva York, en 1981, de la mano de Joseph “DJ Run” Simmons, Darryl “D.M.C.” McDaniels y Jason “Jam-Master Jay” Mizell. Una canción suya sirvió de enlace definitivo de las zapatillas a la música.

Cuenta Adidas en su portal: “Cuando Run-D.M.C. lanzó My Adidas, hablaba sobre los problemas de los trabajadores y el amor por sus zapatillas (…) La canción se convirtió en un éxito y Run-D.M.C. y Adidas, en socios inesperados y únicos”.

“Esta fusión de arte y deportes no solo desató la tendencia eterna de la moda callejera, sino que también marcó el nacimiento de promociones no atléticas en la industria de artículos deportivos”, subraya.

Para la segunda década del 2000 las zapatillas Campus se relanzaron, siguiendo el mismo esquema clásico de los 80. Lo clásico es permanente, así como las Adidas Campus.

Tags

Lo Último


Te recomendamos