Espacio

El rover Perseverance de la NASA falla en su primer intento de recolección de rocas en Marte

¿Qué te pasó Perseverance?

¿Puede fallar? Claro que sí. ¿Incluso en algo relacionado a la NASA? Es extraño, pero sí, las cosas pueden salir mal. Recientemente la agencia espacial disponía de una nueva misión para el rover Perseverance que se encuentra en Marte, y este no fue capaz de completar la acción. Y lo que más sorprende a los astrónomos e ingenieros que manipulan este dispositivo es que el proceso se ejecutó según lo previsto. Sin embargo, los resultados no fueron los esperados.

El rover Perseverance de la NASA es uno de los proyectos más ambiciosos de la agencia espacial, en la exploración de Marte. Por lo tanto, otra situación que extraña, es que la recolección se encuentra entre las tareas que se consideran simples. En este sentido, un dispositivo tan avanzado como este, no debería fallar.

Perseverance cuenta con un montón de herramientas e instrumentos con los que pretenden saber la mayor cantidad de datos posibles de Marte. Tiene un dron (curiosity); además, cuenta con un nivel de análisis, basado en infrarrojo, con el que pretenden estudiar fósiles del suelo prehistórico del planeta. La recolección es algo simple, que reiteramos así como lo hace la NASA y todos aquellos que se interesan en estos temas: no tendría porque salir mal.

¿Qué te pasó Perseverance?

Entre las actividades destinadas para este fin de semana, estaba la recolección de muestras. Estas retornarán a la Tierra en misiones futuras de las cuáles todavía no se conoce información. Pero la idea era que la nave recogiera y mantuviera a salvo, en diferentes locaciones señaladas por los científicos.

Entonces, según lo reseña Engadget, este fue el primer intento de recolección. Citan a la NASA, quienes explican que el taladro de percusión salió y perforó de acuerdo a la planificación. Después, la broca de extracción y el procesamiento del tubo de muestra, también funcionaron bajo las previsiones establecidas.

No obstante, cuando revisaron la comunicación de una de las sondas espaciales, la información enviada es que el tubo está vacío. Esto desacomodó a los ingenieros que manejan el aparato, pues había muy pocas probabilidades de que se fallara. Situación que los lleva a ver qué sucedió.

Las primeras sospechas que tiene el equipo es que la roca, probablemente, reaccionó de forma inesperada al proceso de extracción. De hecho, esperan que sea un problema de la roca y no del equipo en sí, dice la gerente del proyecto, Jennifer Trosper.

La NASA tiene detallados y señalados los sitios de dónde van a extraer rocas y dónde creen que se puede obtener las evidencias que buscan. En consecuencia, las fallas de este tipo reducen las posibilidades de hallar información del Marte temprano en nuestro sistema solar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos