Ciencia

La medicina molecular se podría comenzar a aplicar directamente en las células con una proteína humana

Los métodos que se conocen para este tipo de fármacos, por lo general son ineficaces.

La medicina molecular, aunque intenta mejorar regiones específicas del sistema inmune, puede en ocasiones ser ineficaz. Durante décadas, los científicos han intentado conseguir influencia directamente en las células. Y una reciente investigación parece haber encontrado el vehículo concreto para «transportar» los medicamentos. En caso de solidificar este método, se podría comenzar a pensar incluso en la edición o el mismo reemplazo de los genes.

Este avance en la medicina molecular es obra de tres instituciones que trabajan para el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Además, cuenta con la participación de científicos de Harvard, según reseña el portal del mismo MIT. ¿El desarrollo? Sencillo: encontraron la forma de administrar terapias moleculares a las células. Y lo lograron ideando un sistema al que llaman SEND. El mismo se vale de proteínas humanas para llevar un fármaco específico a las células.

Explican los expertos del MIT que SEND es capaz de programar para encapsular y entregar diferentes cargas de ARN. Entonces, así provoca una respuesta inmunitaria menor a otros métodos de administración de medicina molecular.

En consecuencia, esto establece una notoria diferencia con las formas convencionales que se conocen. Las razones, es que estas terapias en ocasiones podrían ser poco eficientes ya que se integran aleatoriamente en el genoma de las células. Por lo tanto, algunos pueden estimular reacciones inmunes no deseadas.

El nuevo método para la medicina molecular

La terapia molecular no es para nada nuevo. Lo positivo de esta nueva idea es que utiliza proteínas humanas capaces de entregar cargas de ARN. Dicho hallazgo es realmente fascinante, debido a que, además, encuentran una función desconocida en las proteínas que los seres humanos tenemos en el cuerpo.

«Este estudio muestra que probablemente existen otros sistemas de transferencia de ARN en el cuerpo humano que también se pueden aprovechar con fines terapéuticos. También plantea algunas preguntas realmente fascinantes sobre cuáles podrían ser las funciones naturales de estas proteínas. Eso es lo que es tan emocionante», dijo Michael Segel, integrante del equipo de investigación.

Asimismo, el principal autor de este proyecto, Feng Zhang, expresa: «La comunidad biomédica ha estado desarrollando poderosas terapias moleculares, pero administrarlas a las células de una manera precisa y eficiente es un desafío. SEND tiene el potencial de superar estos desafíos». Zhang ocupa, entre otros importantes cargos, el de investigador en el Instituto Médico Howard Hughes y profesor en los Departamentos de Ciencias Cognitivas y Cerebrales e Ingeniería Biológica del MIT.

A este método desarrollado se le conoce como SEND, ya que estas siglas agrupan la frase Selective Endogenous eNcapsidation for cellular Delivery, en inglés.

Tags

Lo Último


Te recomendamos