Espacio

Surgen nuevos detalles de la extraña atenuación que sufrió Betelgeuse hace casi dos años

Betelgeuse se atenuó y nadie todavía ha podido explicar, de forma certera, lo que le ocurrió a esta estrella.

La extraña, inusual y por momentos alarmante atenuación de la estrella Betelgeuse no fue cualquier cosa para el mundo de la astronomía. Entre los meses de octubre del 2019 y marzo del 2020, el objeto visible en nuestro firmamento perdió brillo. Entonces, nadie sabía cómo explicar este sorprendente fenómeno.

De esta manera comenzaron a salir múltiples teorías producto de estudios de diferentes equipos científicos. Y la que cobró mayor fuerza, fue la misma que tranquilizó a todos los astrónomos del mundo: una nube de gas se atravesó en la visual que se tiene desde la Tierra, de la brillante estrella.

Betelgeuse es la décima estrella más brillante que podemos ver desde la Tierra. Por lo tanto, era casi que obvio que muchos no se iban a quedar con esta hipótesis de la nube de gas; aunque la realidad es la que parece más lógica. No obstante, gracias a la investigación de un equipo de expertos chinos, este objeto estelar perdió temperatura durante los meses de su bajo brillo.

De esta manera, según la información de este equipo de científicos, citados por Daily Mail, probablemente lo que le ocurrió a Betelgeuse fue una mancha solar oscura. La insistencia de este grupo de expertos, por estudiar el bajo brillo de la estrella, fue por que durante su extraño comportamiento, registró la caída de brillo más intensa en los últimos 50 años.

El brillo de Betelgeuse

Betelgeuse dejó de brillar 2.5 veces menos de lo regular. Aunque se trate de una estrella variable (intermitente para nuestra visual), no es normal que sea tanta su atenuación.

Entonces, el profesor Zhao Gang y su equipo se dirigieron hacia el lente (en realidad datos) del Observatorio Weihai en Shandong, en China. Estuvieron observando el comportamiento de la estrella, diariamente, desde enero hasta abril del 2020.

Informa el portal citado que las mediciones se realizaron a través de longitudes de ondas infrarrojo cercano. En consecuencia, los resultados les arrojaron que la estrella perdió al menos 300 grados Fahrenheit en enero. Mismos que fueron recuperados junto a su brillo en abril.

«En su punto más oscuro en enero fue de 5.797 grados Fahrenheit, y cuando el brillo se recuperó en abril, había aumentado a 6.103 grados Fahrenheit», dijo el equipo, según Daily Mail. Y la explicación para esta pérdida de temperatura, es una mancha solar oscura. Aunque esto por ahora es una sugerencia del equipo. Es decir, debido a que en realidad no vieron la mancha, no lo pueden confirmar.

Otras investigación contrarían a este equipo chino

Investigaciones previas a la que realizó el equipo que dirigió el profesor Zhao Gang, contrarían su teoría. De hecho, sustentan la información de que una nube de gas, que no orbita la estrella, fue la responsable de la opacidad de la estrella.

Asimismo, en junio de este mismo año, compartieron nuevas imágenes, nunca antes vistas que confirman dicha información. Además, resaltan que esa nube de polvo fue generada por la misma estrella a través de un proceso que ella misma generó. Los detalles sobre este fenómeno fueron compartidos por Miguel Montargès, Observatoire de Paris.

“El gran oscurecimiento de Betelgeuse fue el resultado de un enfriamiento localizado de la fotosfera que a su vez desencadenó la nucleación de polvo en una nube de gas expulsada por la estrella. Esta nube de gas NO está orbitando Betelgeuse: es parte de la pérdida de masa de la supergigante roja y se unirá a la gran nebulosa polvorienta que la rodea”, escribe el experto en sus redes sociales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos