logo
 /
Estudios 16/07/2021

Este veneno de serpiente puede salvar vidas, ¿cómo lo hace?

Es impresionante.

Científicos de la Universidad de Ontario Occidental, en Canadá, crearon una especie de “súper pegamento” de tejido corporal basado en veneno de serpiente.

Este material ayudaría a detener el sangrado potencialmente mortal en segundos.

Kibret Mequanint, bioingeniero de la referida casa de estudios, desarrolló su descubrimiento utilizando una enzima coagulante denominada reptilasa o batroxobina. Esta se encuentra en el veneno de las llamadas serpientes lanza (Bothrops atrox) en Sudamérica.

Mequanint es ingeniero químico y bioquímico, con doctorados en la Universidad de Stellenbosch, la Universidad Técnica de Darmstadt y la Universidad McMaster. Conoce más sobre este experto en el siguiente link.

Las características de la Bothrops atrox

La Bothrops atrox es también conocida como jergón, mapanare o mapaná. En su adultez puede medir entre 75 y 125 centímetros, y asume colores verde oliva, marrón, beige, gris o amarillo.

Se puede encontrar al este de los Andes, en Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y la Guyana Francesa. También en Ecuador, Perú, Bolivia y el norte de Brasil. No está en peligro de extinción.

Como características destaca por su capacidad de nado y de trepar los árboles, además de su nocturnidad. Puede dar 60-80 crías por camada.

Es una de las serpientes más temidas en América del Sur, por la letalidad de su veneno.

¿Cómo funciona el adhesivo basado en veneno de serpiente?

El adhesivo incorpora la enzima especial en una gelatina modificada que se puede meter en un pequeño tubo para una aplicación fácil.

Explica Mequanint que este “súper pegamento’ se puede aplicar simplemente exprimiendo el tubo y haciendo brillar una luz” durante el sangrado de emergencia. El sellador tiene 10 veces la resistencia adhesiva del pegamento de fibrina clínica utilizado tradicionalmente.

Algunas de las evaluaciones de los científicos

La sangre coagula en 45 segundos, la mitad en la que lo hace el pegamento de fibrina tradicional. Se probó en modelos para cortes profundos de piel, aortas rotas e hígados gravemente lesionados. También puede cerrar heridas quirúrgicas sin sutura.

“Imaginamos que este ‘súper pegamento’ de tejido se utilizará para salvar vidas en el campo de batalla, u otros traumas accidentales como accidentes automovilísticos”, considera Mequanint. “El aplicador también cabe fácilmente en botiquines de primeros auxilios”.

“La siguiente fase del estudio que está en marcha es traducir el descubrimiento del ‘súper pegamento’ de tejido a la clínica”.

Los resultados de la investigación de se publicaron en la revista Science Advances. Mequanint trabajó en conjunto con científicos y médicos de la Universidad de Manitoba y la Universidad Médica del Ejército en Chongqing, China.