logo
 /
Ciencia 06/07/2021

La vacuna rusa Sputnik demuestra su efectividad, pero aún no recibe el aval de la OMS

¿Es tiempo de aprobarla ya?

Se anunció como la primera vacuna contra el coronavirus, pero el uso de la Sputnik rusa no recibe aún el aval de la OMS. Y todo, pese a que su efectividad esté demostrada: en 67 países se ha utilizado.

La falta de confianza obedece a temas políticos: Vladimir Putin fue el encargado en dar el visto bueno a la vacuna. No hubo una evaluación de organismos especializados internacionales. Bastó con el pulgar arriba del mandamás ruso.

“Si el gobierno va a aprobar una vacuna antes incluso de conocer los resultados del ensayo, eso no genera confianza”, dice el epidemiólogo Michael Toole, del Instituto Burnet en Melbourne, Australia, citado por Nature.

Los orígenes de la vacuna rusa Sputnik

El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya (Moscú) fue el encargado de crear la vacuna. Recibió la aprobación del Ministerio de Salud el 11 de agosto de 2020, un mes antes de la publicación de los resultados de ensayos de fase I y II. El ensayo de fase III ni siquiera había comenzado.

La vacuna rusa Sputnik

Su base es el uso de adenovirus, como las de AstraZeneca y Johnson & Johnson. La diferencia es que en lugar de utilizar uno solo, posee dos, los rAd26 y rAd5 para la primera y segunda dosis, respectivamente.

“Los dos adenovirus tienen métodos ligeramente diferentes para introducir su material genético en una célula huésped”, señala el investigador Dmitry Kulish (Instituto Skolkovo, Moscú). “Esto teóricamente mejoraría la tasa de éxito de llevar el material genético viral a donde necesita ir”.

¿Por qué no recibe la luz verde de la OMS?

Algunos investigadores criticaron a los autores por no dar acceso a los datos completos de los ensayos en etapa inicial. Además cargaron contra los cambios en el protocolo de administración de la vacuna y las inconsistencias en los datos. Nada de esto ayudó a generar confianza.

Ni la Organización Mundial de la Salud ni la Agencia Europea de Medicamentos le dieron el visto bueno a la Sputnik.

Según los datos rusos, la eficacia es del 97.6% sobre el coronavirus. Se han vacunado a 3.8 millones de personas en el país.

La vacuna rusa Sputnik

Aunque las vacunas de AstraZeneca y Johnson & Johnson hayan generado reacciones negativas relacionadas con accidentes cerebro vasculares, con la Sputnik no existe algo claro al respecto. Este monitoreo sería menos efectivo en Rusia por la resistencia cultural a buscar atención médica.

No obstante, ni en Argentina ni en Serbia, dos de los países donde se ha utilizado la Sputnik, se registraron eventos negativos.

¿Qué espera la OMS para dar el visto bueno a la vacuna rusa? A que se le entreguen más datos sobre ella. De acuerdo con Nature, “hasta el momento se han inspeccionado nueve emplazamientos y la OMS ha señalado su preocupación por un emplazamiento de fabricación. Del mismo modo, la EMA enumera la autorización de la vacuna como bajo ‘revisión continua”.