logo
 /
Videojuegos 13/07/2021

Review del Xbox Wireless Headset: de lo mejor en su ecosistema [FW Labs]

Los audífonos Xbox Wireless Headset (valga la redundancia) han sido excelentes compañeros con la Xbox Series X, porque están llenos de buenas ideas y son casi perfectos dentro del ecosistema.

Se emparejan a la consola igual que los controles, que es un protocolo con muy baja latencia y buena calidad, además de simple ejecución. Además, prenderlos también enciende la consola. Pequeños detalles que hacen la diferencia.

Su uso es muy simple, con solo dos botones: uno para prenderlos y emparejar y otro para mutear tu micrófono. El volumen se controla con el casco derecho, girándolo como un dial (esto es heredado de los audífonos de gama alta de Microsoft y es una idea brillante), mientras que el izquierdo regula cuánto del chat de voz y cuánto del juego entra a tus oídos. La personalización es rápida y precisa.

El micrófono, sin ser de altísima calidad, cumple muy bien y se prende una luz led cuando está abierto, la que puedes ver en la periferia de tu vista para que tengas conciencia de que tus palabras están al aire.

El acolchado de las almohadillas es generoso, provocando aislación de ruido pasiva que entrega una sensación premium, muy por arriba del precio al que se ofrecen. Por cierto, mi cabeza es gigantesca y estos audífonos me quedan cómodos. Son ideales si eres de esas personas que no puede encontrar un sombrero en el mercado común.

Lo más importante es el sonido, y su perfil de ecualización está pensado para los juegos, sin duda alguna. Los bajos son potentes y los altos muy articulados, con separación de canales muy clara para mayor precisión en shooters en primera persona, por ejemplo. Escuchar música es posible, sí, y a pesar de que no es una mala experiencia, rinden mejor con los disparos, explosiones y rugidos de autos que con el rock, el pop y la electrónica.

Que sirvan vía Bluetooth, además, es un lindo añadido que no siempre se da en audífonos pensados para consolas. También se pueden usar con cable USB-C. La batería dura unas 15 horas, que no es mucho en comparación a opciones de la competencia pero sigue siendo competente.

Creo que estos audífonos son una excelente opción si lograste comprar una Xbox Series X/S o piensas hacerlo. Soy fan de los gadgets bien integrados y que entregan más características de las que deberían en su rango de precio.