logo
 /
Ciencia 01/07/2021

Después del accidente nuclear de Fukishima los jabalíes se aparearon con los cerdos y nació una nueva especie

La nueva especie no tiene nada que ver con la radicación del accidente nuclear. Pero la tragedia de Fukushima hizo que se encontraran.

En el año 2011 Fukushima, Japón, vivió hasta ahora el momento más devastador de su historia. Un terremoto de magnitud 9.0 generó un tsunami y a su vez ocurrió un accidente nuclear. Han pasado poco más de 10 años de la tragedia y hay zonas inhabitables debido a la radiación.

Entonces, al igual que los humanos, los animales que quedaron con vida se alejaron de las zonas peligrosas. Algunos eran especies salvajes, otras crías para la producción y también hubo de uso doméstico. Lo cierto es que dos especies similares, aprovechando las condiciones adversas, se comenzaron a aparear.

Según lo reseña el portal del Daily Mirror, los cerdos (Sus scrofa domesticus) y los jabalíes (Sus scrofa leucomystax), se reprodujeron entre sí. Aunque son especies parecidas, y que vienen de la misma familia, en condiciones normales no se habrían apareado. Sin embargo, unos comenzaron a transitar libremente por la zona, debido a la falta de humanos. Mientras que los otros quedaron esparcidos sin dueños por la misma causa.

Entonces, producto de este apareamiento nació una nueva especie de animales. Es importante resaltar que los científicos analizaron el ADN y otros componentes de la nueva especie, determinaron que la radiación por el accidente nuclear NO tiene nada que ver en el nacimiento del híbrido.

El análisis de los científicos en Fukushima

El estudio de los híbridos entre jabalíes y cerdos fue realizado por científicos de la Universidad de Fukushima en Japón. El líder fue el investigador Donovan Anderson. El equipo circuló a través de lo que se conoce como la zona de exclusión terrestre del reactor nuclear de la antigua planta. Por estas locaciones tomaron muestras de mayor cantidad animales posibles.

En concreto lograron colectar muestras de ADN de 243 ejemplares entre jabalíes, cerdos e híbridos de ambos. Y el resultado fue que el 16% de las muestras arrojaron que estaban en presencia de combinación de componentes de ambos mamíferos.

“Mostramos evidencia de una hibridación exitosa entre cerdos y jabalíes nativos en esta área. Recomendamos que los estudios futuros evalúen la aptitud de estos híbridos y caractericen mejor su nicho ecológico”, dijeron los investigadores liderados por Anderson, en el informe del análisis.

Jabalíes radioactivos

En las muestras que tomaron notaron que los jabalíes presentaban en sus componentes restos de la radiación de la zona. No obstante, esta característica no fue relacionada con el nacimiento del híbrido entre los animales mencionados.

“El hecho de que los cerdos y los jabalíes se hayan cruzado no tiene nada que ver con la radiación”, dijo el investigador al Daily Mail. Y añadió: “Si bien el jabalí y los híbridos son técnicamente radiactivos, la radiación no tuvo nada que ver con los cambios genéticos, esto fue culpa de los cerdos”.

En referencia al consumo humano, el científico sostuvo que “los jabalíes en Fukushima todavía están relativamente contaminados y pueden variar desde la ausencia de detección de radionúclidos hasta 30.000 bequerelios por kilogramo”. Dicha cantidad sería “muy insignificante”, si la carne de esta especie fuera cocinada y posteriormente ingerida por personas.