logo
Foto: The New York Times / Foto: The New York Times /
Ciencia 22/07/2021

Sorprendente implante cerebral permite que un hombre paralítico hable a través de una computadora

Ni movimientos en la mejilla, ni manos o brazos. Con solo pensar en decir algo, el dispositivo se activó.

Un equipo de investigadores, dirigidos por Edward Chang, presidente de Neurocirugía en la Universidad de California, campus San Francisco, ha logrado un importante logro científico. Desarrollaron un sorprendente implante cerebral que permite que un hombre paralítico hable a través de una computadora. Aunque se trata de un dispositivo que apenas da sus primeros pasos, ya logró su función más complicada: decodificar una orden del cerebro.

The New York Times publica en su portal un extenso informe sobre el funcionamiento del dispositivo. Además refleja las vivas sensaciones que le dejó a su primer beneficiario; un hombre de 38 años que prefirió, por privacidad, no ser identificado.

Lo sorprendente de este aparato es que funciona atendiendo directamente órdenes cerebrales. A diferencia de otros métodos de asistencia previos, que se ejecutan con leves movimientos de una mejilla, la cabeza o un dedo.

Para esta creación del equipo de neurocirugía de la Universidad de California, los expertos, primero que todo, ubicaron las regiones del cerebro encargadas del habla. Entonces, mapearon sus rutas con la boca, los labios, la lengua, mandíbula o la laringe.

Electrodos en el cerebro del hombre paralítico

Habiendo identificado la región cerebral, lo científicos le instalaron una placa rectangular de 128 electrodos. La misma está especialmente diseñada para detectar las señales que el cerebro le envía a los elementos anteriormente mencionados. Por medio de un cable lo enlazaron con una computadora, y así iniciaron las sesiones.

Algo que consideró el Dr Edward Chang, es que el cerebro del hombre en estado paralítico pudo haber perdido la función del habla. Sin embargo, eso habría sido otro reto, ya que hubiesen tenido que intentar motivarla. “Era posible que esa parte de su cerebro estuviera dormida y nosotros no sabíamos si alguna vez llegaría a despertar para que él pudiera volver a hablar”, dijo según The New York Times.

David Moses, ingeniero del equipo del Dr Chang explica en pocas palabras como se desarrolla la función principal del programa. “Nuestro sistema traduce directamente a palabras y oraciones la actividad del cerebro que en condiciones normales habría controlado su tracto vocal”.

Las sesiones de trabajo del hombre con la complicada condición han sido largas, pero ahora están viendo los frutos. Solo tenía que intentar decir ciertas palabras, que en principio el mismo equipo le detalló, y después poco a poco fue sumando frases.

De esta manera, de aproximadamente 9 mil intentos que realizó el hombre paralítico, de decir palabras que estaban completamente fuera de las consideraciones de los expertos, el sistema identificó un poco menos de la mitad.

Pero en el caso del listado principal que eligió el equipo, el sistema pudo entender y expresarlas todas.

El hombre paralítico en una sesión con el equipo de la Universidad de California. Foto: cortesía The New York Times.

Un accidente automovilístico

Esta persona con quien están realizando el experimento tuvo un accidente automovilístico en el año 2003. Después que salió del hospital, caminando y pensando que iba hacia su recuperación, sufrió un accidente cerebrovascular que lo dejó en la condición en la que hoy está.

Con el método que hoy utiliza para comunicarse, un puntero que manipula moviendo con su cabeza hacia atrás y adelante, letra por letra, le brindó una entrevista al medio estadounidense citado. Y estas son sus frases más resaltantes.

Creo que lo único que quiero es obtener algo bueno porque los médicos siempre me dijeron que no tenía ninguna posibilidad de mejorar.

Ha sido devastador no poder comunicarse con nadie, tener una conversación normal y poder expresarse de alguna forma… es muy difícil vivir así.

Es algo muy parecido a tener una segunda oportunidad para volver a hablar

Hombre paralítico a The New York Times.