Estudios

Estudio encuentra que solo el 7% de nuestro genoma es diferente y exclusivo al de nuestros antepasados de la prehistoria

No éramos tan diferentes después de todo.

Diferencias en las apariencias que sacan a través de ilustraciones; por supuesto, un modo de vida totalmente distinto. Sin embargo, la realidad es que al parecer venimos a ser casi lo mismo, o al menos no tan diferentes. Se trata de un reciente estudio científico que determinó que solo el 7% del genoma de los humanos modernos es exclusivo de nuestra especie. El resto se comparte con antepasados nuestros como los neandertales o los denisovanos.

Décadas de investigación, con el avance científico como herramienta principal hacen recreaciones de los neandertales que habrían surgido hace unos 230.000 años y sobrevivieron hasta hace 40 mil. De inmediato, cuando vemos sus fotografías o ejemplares en museos, vemos las marcadas diferencias.

Pues tal parece que solo se trata de apariencias, ya que en realidad compartimos casi todo el mismo genoma, a excepción de ese pírrico 7%. Y que además el porcentaje no tiene nada que ver con la apariencia, al menos en gran medida. Debido a que dicha cifra que nos diferencia, pequeña pero en realidad nos distingue, tiene que ver con el uso y desarrollo del cerebro, según lo reseña Daily Mail.

Los científicos que realizaron este estudio, después de obtener los resultados, quedaron impresionados que la diferencia no es tanta. De hecho, todos ahora opinan bajo una misma premisa: «no éramos tan diferentes».

El genoma de humanos y neandertales

Dice el informe final de los científicos, pertenecientes a la Universidad de California, que solo entre el 1.5 y el 7 por ciento del genoma humano, moderno, es propio de la más reciente raza racional. «Ese es un porcentaje bastante pequeño», dijo a la AP Nathan Schaefer, biólogo computacional de la institución mencionada, destacó Daily Mail.

Para poder llegar a dicha conclusión, los científicos analizaron los datos de ADN y genoma de 279 personas alrededor del mundo. Entonces, estos fueron comparados con extractos de genomas encontrados en fósiles de neandertales y denisovanos de alta cobertura, de hace aproximadamente 40 mil o 50 mil años.

«Este tipo de hallazgo es la razón por la que los científicos se están alejando de pensar que los humanos somos tan diferentes de los neandertales», añadió Schaefer. Se pensaba que se compartía mucho por venir de ellos, pero no se creyó que tanto.

La tarea de la investigación era identificar los genes que son solo de los humanos modernos. No fue fácil, pero desarrollaron un instrumento computacional que sabía como separarlos.

«Desarrollaron una herramienta valiosa que tiene en cuenta los datos faltantes en los genomas antiguos», dijo el paleoantropólogo John Hawks de la Universidad de Wisconsin-Madison, que no formó parte del equipo que investigó este nuevo hallazgo.

Desarrollo y funciones cerebrales fueron los cambios más marcados en los hallazgos del estudio. «Utilizaron modelos cerebrales para determinar qué se seleccionó en nuestros antepasados ​​humanos después de la divergencia de nuestros parientes extintos más estrechamente relacionados», añadió Hawks.

Tags

Lo Último


Te recomendamos